Una fundación se lanza a recaudar fondos para finalizar las obras de la Catedral de Málaga

Los patronos de la Fundación ‘Por amor al arte, la Catedral’, ayer en El Pimpi. /SUR
Los patronos de la Fundación ‘Por amor al arte, la Catedral’, ayer en El Pimpi. / SUR

La entidad prevé mantener reuniones con el Obispado y la Junta de Andalucía para conocer la tramitación del plan director para el templo

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El restaurante El Pimpi acogió ayer la primera reunión de los patronos de la Fundación ‘Por amor al arte, la Catedral’, que fue constituida el mes pasado y que tiene como fines la divulgación de los planes para acabar el monumento, dotándolo de un tejado a dos aguas y acabando su torre sur y otras partes que le faltan –tal y como contempla la Iglesia–, y también la recaudación de fondos que contribuyan a este objetivo, para lo que se entregarían al Cabildo Catedralicio.

La fundación está presidida por el abogado José Antonio Portillo Cruz, y su vicepresidente es Diego Estrada Fernández, presidente a su vez de la Asociación Ciudadana Málaga por su Catedral. Forman parte de la entidad el Colegio de Ingenieros Industriales, el de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, el Círculo Mercantil, la Federación Malagueña de Peñas, la Asociación Cultural Zegrí, la Asociación Ciudadana Málaga por su Catedral y Pedro Megías, abogado del cuerpo consular.

Representantes de todos estos colectivos estuvieron ayer presentes en la primera reunión de la fundación, a la que también asistió el notario Juan Carlos Martín Romero. Los asistentes acordaron concertar reuniones con responsables del Obispado y de la Consejería de Cultura para conocer el estado de la tramitación del documento de plan director para el templo que la diócesis presentó a finales de 2016 ante la Junta de Andalucía para finalizar las obras de la basílica y adoptar medidas que mejoren su función como lugar de culto y monumento. «Queremos vernos con el Obispado y la Junta para ver qué falta para la aprobación del plan director», explicó Diego Estrada. Ese documento, que fue elaborado por los arquitectos Juan Manuel Sánchez La Chica y Gabriel Ruiz Cabrero, se encuentra aún en fase de adaptación a los requerimientos dictados por los técnicos de Cultura y del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.

De su aprobación depende que se fijen los proyectos para acabar las obras de la Catedral, sobre lo que la Iglesia y la Junta tienen diferentes criterios. La diócesis defiende la necesidad de finalizar el templo tal y como quedó diseñado en el siglo XVIII, con un tejado a dos aguas, como la mejor fórmula para acabar con los problemas de filtraciones que padece. Por su parte, Cultura cuestiona esa aspiración y apuesta por priorizar las medidas que garanticen la conservación del edificio como está ahora. Para valorar el estado del revestimiento que se aplicó hace una década a la cubierta, a finales del año pasado se realizaron unas catas que por ahora no han arrojado resultados concluyentes.

Desde la Fundación ‘Por amor al arte, la Catedral’ están dispuestos han recabar fondos para las obras de mantenimiento y finalización del monumento y apuntan la posibilidad de obtener partidas de ámbito europeo para ello. No obstante, señalan la necesidad de contar antes con un plan director que fije la hora de ruta a seguir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos