Funcionarios de prisiones impiden el acceso al personal de la cárcel de Alhaurín

Agentes de la Guardia Civil ante la manifestación frente a la cárcel de Alhaurín. :: f. torres/
Agentes de la Guardia Civil ante la manifestación frente a la cárcel de Alhaurín. :: f. torres

Piden una negociación real para la mejora de sus condiciones laborales. La concentración coincide con paros similares en el resto del país

FERNANDO TORRES ALHAURÍN DE LA TORRE.

Una larga cola de vehículos particulares y de la Guardia Civil se formó ayer a primera hora de la mañana frente a las puertas del Centro Penitenciario Málaga I, en Alhaurín de la Torre. Un grupo de unos cien funcionarios de prisiones bloquearon el acceso con cadenas y formaron una hilera humana con la que impidieron la entrada de los vehículos del personal de la prisión. La concentración formó parte de los paros convocados en toda España con los que UGT, Comisiones Obreras y Acaip (sindicato mayoritario del sector), pretenden visibilizar la situación de los trabajadores y forzar al Ministerio del Interior a «sentarse a negociar de forma real».

Así lo explicó a SUR José Luis Pascual, presidente nacional de Acaip, que formó parte de la concentración en Málaga: «La situación de los funcionarios de prisiones está al borde del colapso».

La manifestación estuvo autorizada desde las ocho de la mañana y no se produjeron incidentes pese a que los concentrados tiraron petardos y encendieron bengalas de humo. Lo trabajadores que sí querían acudir a su centro de trabajo permanecieron esperando a que se disolviera el bloque tras haber formado una hilera con sus vehículos. La manifestación estaba autorizada hasta las doce del mediodía, aunque el bloqueo se levantó a las once y los concentrados continuaron con su protesta ya con los trabajadores en el inerior de la prisión.

Según explicaron varios funcionarios mientras esperaban para acceder al centro, el problema principal tras impedir el acceso del turno de mañana era el relevo del servicio de vigilancia. «Si faltan los de oficinas no pasa nada, pero si no se hace el relevo es muy difícil poder bajara los internos a desayunar», relataron a este periódico. Hasta que el turno de mañana no pudo entrar, ningún trabajador del turno de noche abandonó su puesto de trabajo..

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denunció ayer mediante un comunicado la agresión de un miembro de la manifestación al delegado de la formación, «con chaleco de Acaip», por negarse a participar en las protestas. El agredido dio parte a la Inspección de Instituciones Penitenciarias, al director de su centro de trabajo así como a la Guardia Civil ante los hechos cometidos por los miembros del otro sindicato, que fueron identificados por los agentes de la Benemérita», explican desde CSIF. En el comunicado, la central condena los hechos y dicen no entender lo sucedido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos