‘Frikis’ en las aulas

Daniel Piriz Lozano, del IES Puerta Oscura, muestra algunos de los robots que han programado y montado. / Francis Silva

Estudiantes presentan los resultados de los trabajos desarrollados en 58 centros escolares de Málaga y provincia dentro del plan Pofundiza

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Acabado el curso escolar, es el momento de recoger los frutos del trabajo de estos últimos meses. La mayoría lo han hecho en forma de boletín de notas. Pero otros han presentado además el fruto de sus horas de trabajo en horario extraescolar. Son muchos los jóvenes que no se han conformado con las lecciones del profesor o las explicaciones de los libros. Casi un millar de alumnos tienen unas inquietudes que no ven satisfechas en las clases habituales. Ciencia, tecnología, flamenco, teatro o informática son materias que se prestan a ampliar conocimientos. Y el plan Profundiza trata de satisfacer sus necesidades. Se ha desarrollado en 58 centros escolares de la capital y provincia, con unos 870 escolares.

El programa está dirigido al alumnado de los cursos comprendidos entre 3º. de Educación Primaria y 4º. de Educación Secundaria Obligatoria en centros sostenidos con fondos públicos que muestra un especial interés hacia el aprendizaje, el conocimiento y la investigación y una disposición positiva a la dedicación de parte del tiempo libre al desarrollo de proyectos de investigación en el ámbito escolar. Las sesiones del programa de profundización de conocimientos 'Andalucía Profundiza' se desarrollan en horario extraescolar, pudiendo incluir la celebración de sesiones cualquier día de lunes a viernes en horario de tarde o el sábado en horario de mañana. Consta de ocho sesiones de tres horas de duración, distribuidas entre los meses de marzo y junio.

Amigos de Arduino

«Somos un poco ‘frikis’», dice Daniel Piritz Lozano, que ha estudiado cuarto de la ESO en el IES Puerta Oscura. Aunque está dirigido a alumnos de Secundaria, algunos ya se familiarizan con el taller y los profesores, y continúan acudiendo a estas horas extraordinarias incluso en Bachillerato. Es el caso de Elena Santiago y de Ana Carmen Sánchez, que han estudiado segundo de Bachillerato en este mismo centro. «Nos hemos hecho amigas de Arduino (una plataforma de prototipos electrónicps de código abierto basada en ‘hardware’ y ‘software’ flexibles y fáciles de usar)», dicen las jóvenes, que agradecen que el profesor les deje acudir a los talleres aunque ya no estén en Secundaria. «Al principio entramos por probar algo nuevo, pero esto engancha, y vas aprendiendo cosas nuevas, y terminas programando y haciendo tus propios diseños», dice Jorge Marco, estudiante de primero de Bachillerato que lleva tres años en los talleres. En el pasillo han montado un gran laberinto, donde el pequeño robot sigue la línea marcada. «Estuve 10 horas para programarlo, solo, en mi casa», dice Daniel Piritz, que se reconoce un entusiasta de la informática.

El profesor de Tecnología, Ernesto Domínguez, indica que este curso se han centrado en la programación y montaje de robots y en las impresoras 3D. Ha tenido a 15 estudiantes de segundo y tercero de la ESO, y este ha sido el tercer curso que ha participado en el programa Profundiza, que considera un buen instrumento para fomentar el conocimiento y responder a las inquietudes de los alumnos. Con la impresora 3D están haciendo las piezas de un robot manipulador. «Cuando comprueban que el aparato funciona, les da una gran satisfacción, se ven muy motivados, van a ferias e incluso ganan premios», comenta.

En el recreo

Hay que tener una gran afición a la tecnología para sacrificar las horas de recreo. Es lo que hacen algunos estudiantes del IES Torre del Prado, de Campanillas, en los talleres de Programación y Robótica que lleva el profesor José Carlos Clavijo. A Natalia Lozano, que ha estudiado segundo de la ESO, lo que más le entusiasma es «hacer cosas útiles para la vida diaria». Candela Cañete, que ha estudiado segundo de ESO, considera que la tecnología es «algo que vamos a necesitar ya mismo, nos va a facilitar mucho la vida», y anima a los compañeros a que participen de estas actividades.

En el IES María Victoria Atencia se han desarrollado dos talleres, y ha habido entre ellos sinergias de colaboración. «Algunas de las piezas que hemos necesitado las han elaborado los compañeros con la impresora 3D», comentaba el profesor de Biología, Manuel José Andreu, que ha trabajado con un grupo de jóvenes en la elaboración de una cámara de incubación para comprobar cómo crecen las plantas sin luz y su reacción cuando les llega desde un único foco. A Ana Belén y a Gaspar Gonzáles estos talleres les han despertado el interés por las ciencias.

En otra de las aulas del María Victoria Atencia el profesor de Tecnología José Andrés Alcaraz enseña al grupo de escolares cómo programar para después pasar los diseños a una impresora 3D. Fue de los pioneros en introducir en las aulas esta tecnología, incluso una de las impresoras es de su propiedad. El profesor valora muy positivamente este plan Profundiza, aunque le pone un reparo: «hasta enero no salen los proyectos, que iniciamos en marzo. Hasta final de curso nos queda muy poco tiempo. Se le podría sacar mucho más partido, porque los niños no tienen problema en venir y los profesores también están muy motivados», asegura. Ana María Nadales tiene un dedo vendado porque se quemó en la impresora cambiando los filamentos. Ana Barrionuevo dice que le gustaría ser policía, y Cristina Navarro se inclina por la enfermería. Pero las dos aseguran que su primer contacto con la tecnología ha sido muy positivo. «Está muy chulo, hacemos cosas muy interesantes y nos lo hemos pasado muy bien en estos talleres», señalan los alumnos.

Proyectos de investigación

El programa de profundización de conocimientos 'Andalucía Profundiza' consiste en la realización de proyectos de investigación en los centros educativos en horario extraescolar. Estos proyectos estimulan el aprendizaje y la iniciativa en aquellos alumnos y alumnas que destacan por su interés y motivación hacia la realización de actividades que suponen una profundización con respecto al currículo ordinario.

Ana Carmen Sánchez y Elena Santiago, de 2°. de Bachillerato, Daniel Piriz Lozano, de 4°. de ESO y Jorge Marco Moya de 1°. de Bachillerato, del IES Puerta Oscura. El profesor Manuel José Andreu, con los estudiantes del María Victoria Atencia José Luis Jiménez Brenes, Ángel Gabriel Núñez y Abreu Claudia Morales Dueñas. Ana Barrionuevo López y Francisco Postigo Martín, con el profesor José Andrés Alcaraz, del IES María Victoria Atencia. / Francis Silva

Sus objetivos son promover la profundización en el conocimiento del alumnado que tiene interés en avanzar más allá de lo que se plantea de manera ordinaria en el aula, estimulando su interés por la investigación en cualquier ámbito, de forma que desarrolle estrategias que les permitan la adquisición y mejora de sus competencias a lo largo de toda la vida.

Por otra parte, también pretende incentivar la autonomía e iniciativa personal del alumnado, fomentando su capacidad de emprendimiento y estimulando la innovación, la creatividad y la originalidad.

Fotos

Vídeos