Flor de Torres: «El único denominador común de la violencia de género es ser mujer»

Manuel Castillo y Flor de Torres, durante la entrevista en 'La Alameda'. / Foto: Iván Gelibter | Vídeo: 101 TV

La fiscal rechaza en el programa 'La Alameda' de 101TV que haya grupos, nacionalidades o sectores sociales más proclives a ser víctimas

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Flor de Torres cumplió en 2017 treinta años como fiscal. Aquel año en el que aprobó las oposiciones –1987– fue objeto de una entrevista al ser una fiscal joven y, sobre todo, mujer. Salió contenta de su charla con el periodista; una sensación que se truncó al día siguiente, cuando el medio (no aclaró cuál era) tituló: 'Flor de Torres, una fiscal en minifalda'.

Ese fue uno de los primeros relatos ofrecidos ayer por la fiscal de Violencia de Género de Andalucía en el programa 'La Alameda' de 101TV presentado por el director de SUR, Manuel Castillo, y que en su cuarta semana trató uno de los asuntos más relevantes para la sociedad española, y por ende malagueña: la igualdad. La anécdota, que tanto al televidente como al lector podría indignar, no era una práctica descabellada hace treinta años; una muestra, por tanto, de que en este capítulo sí se ha ido avanzando en estos últimos tiempos.

Castillo y De Torres estuvieron acompañados en el debate por la redactora jefa de SUR Ana Barreales; la periodista de SUR Ana Pérez-Bryan; la periodista Berta González de Vega; y Sonia Díez (del colegio Torrequebrada). En una segunda parte, se sumaron al debate el psicólogo, sexólogo y subdirector del Instituto Andaluz de Sexología Arun Mansukhani, y la sexóloga y especialista en violencia de género en el Ayuntamiento de Málaga, Angélica Cuenca.

Los primeros minutos del programa estuvieron protagonizados en exclusiva por Flor de Torres. Aun así, Manuel Castillo comenzó la presentación de la fiscal y de esta nueva edición de 'La Alameda' buscando los puntos comunes. «Somos conscientes de que hay un problema de desigualdad y todos queremos solucionarlo», aseguró. Una afirmación que la propia fiscal recogió en una tertulia entre ambos que sirvió para conocer más de cerca las cuestiones personales y sobre todo profesionales de una de las referentes españolas y europeas de la lucha contra la violencia de género.

«Prefiero ser cauta con la sentencia de La Manada, aunque la Fiscalía no la comparte»

Uno de estos hitos en el reconocimiento de la labor de Flor de Torres fue la recepción de la Medalla de Andalucía, que la jurista recogió mirando al cielo. «Ese premio no era para mí, sino para las víctimas a las que he tenido el orgullo de representar. Yo soy una mera intermediaria», sostuvo. Ante ello, Flor de Torres habló de dos términos, la sororidad y la empatía, que a su juicio son las cuestiones más importantes a la hora de enfrentarse a su labor profesional.

Hito legislativo

«La empatía es la palabra mágica para aquellos que trabajan con la violencia de género», aseguró, antes de relatar cómo es el comportamiento de las víctimas y cómo todas estas cuestiones le han ido 'marcando' a lo largo de su carrera. Además del plano personal, Flor de Torres destacó que la Ley Integral de Violencia de Género profundiza en esta serie de cuestiones. «La ley siempre da herramientas para esa empatía con la víctimas de violencia de género. Ha sido el espejo en que se han mirado muchos; fue un hito legislativo y de conciencia de género», añadió. «Hay que tener en cuenta que muchas mujeres que no tomaron conciencia de que eran víctimas de violencia de género hasta que han despertado muchos años después».

«La empatía es la palabra mágica para quienes trabajamos en el ámbito de la violencia de género»

La entrada en escena de las periodistas Ana Barreales, Ana Pérez- Bryan y Berta González de Vega;y de la educadora Sonia Díez provocó un intenso debate que se centró en cuestiones como el perfil de las víctimas o la sentencia del juicio a La Manada, entre otros temas de actualidad.

Sobre el primer asunto, González de Vega –firmante del controvertido manifiesto de 'No somos víctimas'– sostuvo que la violencia de género no es una «lacra», y que las mujeres «inmigrantes sudamericanas» son más proclives a ser víctimas de violencia de género;unas afirmaciones que fueron rechazadas de plano por el resto de invitadas. «Hay datos de la Organización Mundial de la Salud que determinan que una de cada tres mujeres en el mundo serán víctimas de violencia de género en alguno de momento de su vida», le espetó la fiscal.

Tanto Barreales como Pérez-Bryan consideraron que 48 mujeres asesinadas en 2017 sí es un asunto grave, mientras que Díez destacó la importancia de que la sociedad haya despertado. «Es un clamor», aseguró. «No hay grupos de riesgo para la violencia de género. El único denominador común es ser mujer», sentenció sobre este asunto Flor de Torres, que basó esta afirmación en su propia experiencia.

La sentencia de La Manada también tuvo su espacio en el debate, aunque en este capítulo la fiscal prefirió mostrarse «cauta», aunque repitió que la Fiscalía «no comparte» la resolución. Exceptuando a González de Vega, el resto de participantes condenaron el veredicto y destacaron la «desconexión» de los jueces con la sociedad, lo que ha provocado la ola de indignación por todo el territorio español.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos