Flor de Torres: «Un artículo del siglo XIX permite a la mujer no declarar contra su marido»

La fiscal Flor de Torres participó ayer en una jornada. :/Sur
La fiscal Flor de Torres participó ayer en una jornada. : / Sur

Fiscal delegada de Violencia contra la Mujer de Andalucía. «La sociedad debe ser un poco más activista en la lucha contra el maltrato y tiene el deber de denunciarlo»,afirma la fiscal

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La lucha contra la violencia de género es una labor de la sociedad en su conjunto. Así lo dijo ayer la fiscal delegada de Violencia contra la Mujer de Andalucía, Flor de Torres, que participó en una jornada de formación dedicada a profesionales sanitarios para que puedan detectar mejor el maltrato.

Noticias relacionadas

Si una mujer no denuncia o no quiere declarar contra su pareja ¿tiene la Justicia recursos para actuar contra el agresor?

–La ley integral dice que la violencia de género es una cuestión de Estado. No es un delito privado, es un delito público. Por un lado, está la obligación legal de perseguir y de investigar y, por otro, nos encontramos con la traba legal del silencio de una víctima. La prueba nuclear de un delito de género es la declaración de la víctima. Eso no significa que no haya otras pruebas como, por ejemplo, las declaraciones de los testigos, la policía y los propios menores que presencian la violencia. Por eso, es importante la implicación de la ciudadanía.

¿Qué sucede si una mujer en el momento del juicio exculpa a su marido o pareja?

–Una mujer puede no declarar, pero si declara tiene que decir la verdad. Lo que hacen muchas es optar por el silencio. En la Fiscalía estamos viendo que un porcentaje altísimo de mujeres se acogen al artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y, por su situación personal y victimológica, deciden no declarar. Ese artículo, que es del siglo XIX, permite a las mujeres no declarar contra su marido.

¿Qué porcentaje de mujeres optan por guardar silencio por miedo a denunciar?

–Aunque no hay unos datos estadísticos concretos, mi experiencia me dice que sobre el 60 por ciento de las víctimas, tanto en la fase de los juzgados de violencia de género como en los juzgados penales, se acogen a la dispensa de no declarar.

¿Cuántas diligencias ha abierto este año la Fiscalía en Málaga por sospechas de violencia de género o familiar tras recibir informes de profesionales que trabajan en el área de la salud?

–Hasta la fecha, tenemos 410 diligencias de investigación. Llevamos más de 10 años haciendo estas diligencias. Ha habido años en que se ha llegado a las 900 diligencias

La reducción que ha habido ¿a qué se cree que se debe?

–Tal vez porque todos los mecanismos de detección de la violencia de género están funcionando mucho más y van por su vía normal, que es la de la denuncia. Estos 410 casos que le digo son de sospecha. Lo que hacemos en esas situaciones es investigar el hecho. Cuando podemos denunciar, denunciamos y cuando la víctima no declara o no tenemos testigos, lo que hacemos es archivar esas diligencias y buscamos otros mecanismos asistenciales para las víctimas.

¿Se ha conseguido una mayor concienciación social en la lucha contra la lacra de la violencia machista?

–Yo creo que sí. Hay mayor concienciación, pero nos falta un poco más de activismo, de ser absolutamente intolerantes ante cualquier acto de violencia de género. Ese activismo pasa por el deber de denunciar. Eso se lo he transmitido a los profesionales sanitarios. Nos están llegando casos de ciudadanos que, pese a que las víctimas no denuncian, ellos lo hacen porque han visto las agresiones. Y se están consiguiendo condenas de ese modo.

¿Están bien formados los profesionales sanitarios de Málaga en la detección del maltrato?

–Sí. La formación es buena. Los protocolos aplicados en Málaga se exportaron a Andalucía y ahora se emplean a nivel nacional. Es la única forma de romper el silencio que acompaña a las víctimas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos