'Málaga a trazos': Flamear de gallardetes

'Málaga a trazos': Flamear de gallardetes

Un remolcador empavesado con banderas ejerce con dignidad como trono procesional, acompañado a mar abierto por pesqueros, yates y motoras

Luis Ruiz Padrón
LUIS RUIZ PADRÓN

Las sociedades cuya prosperidad depende del mar representan periódicamente algún rito para renovar sus vínculos con el medio marino. Venecia celebraba con boato su Sponsalizio del Mare, durante el cual el Dux renovaba el simbólico matrimonio entre la Serenísima República y el Adriático. Un cortejo de embarcaciones navegaba hasta el centro de la laguna veneciana, y allí se arrojaba un simbólico anillo a las aguas durante la fiesta de la Sensa.

¿Cómo no reconocer las similitudes con la procesión marítima del Carmen? En Málaga no existe una suntuosa nave ceremonial como el antiguo Bucintoro, pero un remolcador, empavesado con banderas y gallardetes, ejerce con dignidad como trono procesional, acompañado a mar abierto por pesqueros, yates y motoras. Entre un ulular de sirenas, el pasado domingo se escenificaba la tradición un año más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos