La fiscalización de la asignación a los partidos se aprobará con los presupuestos

La fiscalización de la asignación a los partidos se aprobará con los presupuestos
La Casona del Parque

La crítica de la Fiscalía sobre la «inacción del pleno» provocará que se regule cómo y en qué pueden gastar esta partida de 625.000 euros

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Es la idiosincrasia española. Tuvo que saltar a la palestra el escándalo de los gastos que el concejal Juanjo Espinosa aportaba como de su exgrupo Málaga Ahora con facturas de compresas, ultramarinos varios, y botellas de alcohol a cargo de la asignación de los grupos municipales (del erario público)para que el común de los mortales se diera cuenta de que algo no se hacía bien en el Ayuntamiento de Málaga. Esto ocurría en octubre de 2016, y en enero de 2017 llegaba una moción de Málaga Ahora en la que pedía que la Intervención General fiscalizara sus gastos tras la crisis sufrida por la marcha de su exedil y su aportación de facturas. Se aprobó en el pleno la fiscalización de las cuentas de Málaga Ahora en 2015 y 2016 y que se incluyese la asignación a todos los grupos municipales y su fiscalización en la base de ejecución de los Presupuestos 2017. Han pasado un año y tres meses, y como otros tantos acuerdos plenarios éste ha dormido el sueño de los injustos. Aquí es donde radicaría la «inacción del pleno» que critica la Fiscalía de la Audiencia Provincial sobre las cuentas de los grupos, tal y como informaba ayer este periódico.

Parece ser que por fin el Ayuntamiento pondrá orden con la aprobación en el pleno de Presupuestos 2018 –que sigue retrasándose–, en el que se incluirá un punto que regulará cómo deben gastar los grupos municipales (PP, PSOE, Málaga Ahora, Ciudadanos e IU-Málaga para la Gente) su asignación anual de 625.360 euros, de la que reciben de forma mensual 7.322 euros cada uno más 500 euros por cada concejal.

Este punto, que aún está perfilándose, y que el equipo de gobierno del PP negociará con el resto de los partidos, dirimirá qué gastos son los adecuados de un grupo municipal, y entre ellos no figurará, obviamente, el alcohol. Así el Ayuntamiento acabaría cumpliendo la Ley de Bases de Régimen Local (artículo 73.3), que establece que esta asignación no puede dedicarse al pago de remuneraciones de personal al servicio de la Corporación, lo que obligará a regular los técnicos que tienen actualmente los grupos (únicamente los que no están contratados como eventuales por el Ayuntamiento); y tampoco se pueden adquirir bienes que puedan constituir activos fijos de carácter patrimonial. También se acordará qué porcentaje de la asignación (del 50% al 90%)puede transferirse al partido que corresponda. Yla gran novedad: Intervención General fiscalizará por primera vez las cuentas de los grupos.

José del Río toma posesión mañana

El actual gerente de Málaga Deportes y Eventos, José del Río, dejará su puesto de aquí a mañana, antes de las 10.00 horas, momento en el que tomará posesión como el décimo tercer concejal popular tras la marcha de Julio Andrade para ser director del Centro Internacional de Formación de Autoridades y Líderes (CIFAL) de las Naciones Unidas. Bueno, marcha no es la palabra, Andrade trabajará en la Casita del Jardinero y el centro tendrá a priori una asignación anual de 30.000 euros del Ayuntamiento para gastos de funcionamiento. Del Río volverá a ser edil y lo hace de nuevo iniciado el mandato municipal. Aunque el alcalde ha dicho que no hará muchos cambios, no están claras cuáles serán sus carteras, pero parece que propios y ajenos ya han tirado la toalla sobre las cábalas de De la Torre:«¿En la cabeza del alcalde quién está? Pues el alcalde; y según si son los días pares o impares», resumía ayer guasón un munícipe en los pasillos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos