La Fiscalía, preocupada por el «significativo incremento» de casos de asesinato y homicidio

La Fiscalía elabora su memoria anual sobre el trabajo realizado a lo largo del año en Málaga.
La Fiscalía elabora su memoria anual sobre el trabajo realizado a lo largo del año en Málaga. / Sur

La memoria de la actividad del Ministerio Público en Málaga refleja un aumento del 117% en las diligencias previas por este tipo de asuntos

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Los casos de asesinato y homicidio tienen preocupada a la Fiscalía de Málaga. En su última memoria, que es en la que se refiere a lo ocurrido en 2016, el Ministerio Público recoge un «significativo incremento» de un 117,8% en las diligencias previas que incoaron por estos delitos. En el documento, al que ha tenido acceso este periódico, se precisa que los asuntos por estas causas pasaron de ser 73 en 2015 a 159 el año pasado. Se trata de un incremento que resulta «especialmente preocupante» al ser los delitos más graves, ya que afectan directamente a la vida de las personas.

Noticias relacionadas

De hecho, entre otros datos, desde la Fiscalía se destaca el número de procedimientos penales por delitos de asesinatos, que en 2016 fueron 61, frente a los siete del año anterior. Mientras los homicidios por imprudencia se mantienen en algo más de una decena de casos, sí aumentan los de tipo doloso, que pasaron de 55 a 83 en el último ejercicio.

Los de homicidio y asesinato son los casos que más preocupación han levantado en la Fiscalía malagueña, aunque no son los únicos asuntos que se han incrementado respecto a 2015 en cuanto a diligencias incoadas. Por ejemplo, también se registra un aumento en las relativas a torturas y otros delitos contra la integridad moral.

Los datos

106.751
diligencias previas se incoaron en la Fiscalía de Málaga a lo largo del año pasado.
11,9
por ciento de subida en los casos de conductores que cometen delitos contra la seguridad del tráfico.
8
es el número de diligencias que se incoaron por secuestro, mientras que en 2015 fueron 21

Se recoge en total un incremento del 45,2% de las diligencias previas, un aumento soportado en este apartado por las 496 causas incoadas por delitos de violencia doméstica, que en el año anterior fueron 289. Asimismo, crecen los asuntos relacionados con delitos contra ciudadanos extranjeros –un 20%– o contra la Administración de Justicia –8,2%–.

Precisamente, cuando en las últimas semanas se han registrado varios casos en las carreteras españolas en los que conductores que dan positivo por alcohol y drogas provocan accidentes con personas fallecidas, como los últimos en Valencia con ciclistas que perdieron la vida, otro de los aumentos que llama especialmente la atención es el que se ha registrado en los delitos contra la seguridad del tráfico. Las diligencias previas incoadas por estos asuntos fueron 641 en 2016, lo que supone una subida de un 11,9% respecto al año anterior, cuando hubo 573.

Desde el Ministerio Público se explica que el grueso de esta criminalidad se concentra en las conductas de conducción bajo el efecto de bebidas alcohólicas o drogas –así como ambas– con 357 casos, frente a las 198 diligencias previas que se incoaron a personas por ponerse al volante sin tener el permiso de conducir.

Sin embargo, desde la Fiscalía malagueña se advierte de que en general hay una disminución de la criminalidad. Se basan en los datos, explicando que el año pasado se incoaron un total de 106.751 diligencias previas, mientras que en 2015 fueron 221.225, lo que representa una caída de un 51%.

El argumento principal que se esgrime desde el Ministerio Público para motivar esta evolución es la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. En concreto, en la memoria se refiere a que ahora las fuerzas de seguridad no remiten a los Juzgados de Instrucción los atestados sin autor conocido.

Aun así, es cierto que la memoria de la Fiscalía plasma importantes descensos en la criminalidad. Como muestra de esta evolución favorable, desde el Ministerio Público se recogen caídas en el conjunto de las diligencias previas iniciadas por delitos de lesiones, que bajaron un 43% o las que se pusieron en marcha por delitos contra la libertad de las personas, cayendo especialmente los secuestros, que pasaron de 21 en 2015 a solo ocho el año pasado.

También se registró una bajada en los delitos contra la libertad sexual, que engloban aspectos como abusos, violaciones, pornografía infantil o corrupción de menores. La estadística refleja 437 casos en este epígrafe durante 2016, lo que supone una disminución del 33,7% respecto al año anterior, cuando se incoaron 659 asuntos.

Asimismo, se producen descensos en las diligencias previas relacionadas con delitos como contra la ordenación del territorio –39,7%–, contra Hacienda –43,5%o– o la Administración Pública –20,3%–. Por el contrario, los casos de tráfico de drogas se mantienen, bajando solo un 1,7%, con 1.001 procedimientos penales.

Uno de los apartados que más alarma genera en la sociedad, como es el asalto en viviendas, que se engloba en el apartado de delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico, bajan un 71,8%. Pero desde la Fiscalía exponen que esta cifra «no es real» y atribuyen el error a que los parámetros utilizados para incluir estos delitos no coinciden con las aplicaciones informáticas del Ministerio Público. Hay que recordar que en el último informe del Ministerio del Interior, se recogía que la cifra de robos en viviendas se había disparado. En concreto, en los tres primeros meses del año se llegaron a producir 1.161 casos en la provincia, frente a los 920 del periodo anterior, lo que supone un aumento de un 26,2%.

Fotos

Vídeos