La Fiscalía investiga 410 sospechas de violencia de género detectadas por profesionales de la salud

Ana Távora, Carmen Agüera, Yolanda González, Ana Isabel González, José Luis Ruiz Espejo y Flor de Torres, ayer. :: sur/
Ana Távora, Carmen Agüera, Yolanda González, Ana Isabel González, José Luis Ruiz Espejo y Flor de Torres, ayer. :: sur

Expertos participan en una jornada para que los trabajadores sanitarios estén mejor formados para descubrir el maltrato a las mujeres

ÁNGEL ESCALERA MÁLAGA.

Detrás de síntomas como la ansiedad, las palpitaciones, las cefaleas o un dolor inespecífico puede esconderse un caso de violencia de género. Los profesionales sanitarios juegan un papel importante para que esas situaciones de maltrato salgan a la luz. Con esa finalidad se celebró ayer una jornada formativa en el Hospital Materno Infantil, dedicada a personal del ámbito de la salud. La Fiscalía que se encarga de la violencia de género contra la mujer y familiar ha abierto en lo que va de año 410 diligencias de sospecha de ese tipo de maltrato tras recibir un informe de profesionales de la salud de la provincia de Málaga. Así lo dijo ayer la fiscal delegada de Violencia de Género contra la Mujer en Andalucía, Flor de Torres, que participó en la mencionada jornada formativa, organizada con el objetivo de que los profesionales sanitarios tengan más conocimientos para la detección precoz de la violencia contra las mujeres.

Flor de Torres, en una comparecencia ante los medios de comunicación, explicó que la Fiscalía dispone de seis meses para investigar los casos y encontrar pruebas que permitan seguir adelante con el proceso o, en caso contrario, archivarlos. Por otra parte, cuando se produce un episodio evidente de violencia de género contra la mujer va directamente a un juzgado. De Torres señaló que la violencia de género, además de una tragedia social, es un problema de salud pública, por lo que hay que concienciar y formar bien a los profesionales sanitarios para que la puedan detectar. La fiscal hizo hincapié en que hay que poner en marcha ya el Pacto de Estado para contrarrestar y combatir el maltrato a las mujeres.

En la jornada participaron, junto a Flor de Torres, la psiquiatra Ana Távora; la médica de familia Carmen Agüera y la jefa provincial de Salud, Yolanda González. La presentación e inauguración corrió a cargo de la delegada provincial de Salud, Ana Isabel González. Antes del inicio de la jornada, el delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, explicó que el acto tenía como finalidad reflexionar sobre el impacto de la violencia de género en la salud de las mujeres y ofrecer formación para mejorar la detección precoz y la atención sanitaria en los ámbitos de primaria, los hospitales y los servicios de salud mental. Ruiz Espejo indicó que desde enero a septiembre de 2017 se han detectado 168 casos de sospecha de violencia contra las mujeres en los hospitales Carlos Haya, Civil y Materno.

La delegada de Salud se refirió a que la jornada se enmarcaba en el IV Plan de Salud de la Provincia de Málaga. Ana Isabel González recalcó la importancia de mejorar la prevención de la violencia contra las mujeres. A ese respecto, mencionó la creación de una comisión provincial, integrada por profesionales de los distritos sanitarios, hospitales y agencias sanitarias de la provincia de Málaga, que trabaja en el campo del maltrato a las mujeres en coordinación con otras instituciones.

Relaciones amorosas

La psiquiatra Ana Távora expresó que los profesionales de la salud carecen de formación sobre las relaciones amorosas o de pareja, lo que les dificulta preguntar a una mujer si sufre maltrato. Távora apostó por dar formación y recursos a los trabajadores de la salud para que entiendan mejor las relaciones amorosas y, de ese modo, puedan preguntar a las mujeres de forma directa sobre la violencia de género.

Por su parte, la médica de familia Carmen Agüera subrayó que mujeres que sufren maltrato por parte de sus parejas van muchas veces a las consultas de los centros de salud por otro motivo, pero que los profesionales, a través de protocolos y de cursos de formación, deben tener conocimientos para descubrir que hay un caso de violencia de género. «Por los síntomas que presentan esas mujeres debemos encontrar el diagnóstico», señaló la médica. Esta experta precisó que cuando llegan las agresiones físicas, hay mujeres que llevan 10 años soportando violencia psicológica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos