El Fiscal pide al TSJA que confirme la condena por el crimen de la balsa de Los Montes

SUR

granada. La Fiscalía pidió ayer a la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que confirme íntegramente la sentencia de la Audiencia de Málaga, que condenó a diecisiete años y medio de prisión a Antonio Fernández por arrojar al hijo de 3 años de su pareja a una balsa de agua contra incendios de Los Montes de Málaga y dejar que muriera ahogado.

La solicitud tuvo lugar durante la vista celebrada en el alto tribunal andaluz sobre los recursos de apelación presentados por la acusación particular y la defensa contra el fallo del tribunal malagueño, que condenó por un delito de asesinato al procesado tras un veredicto de culpabilidad de un jurado popular. En concreto, el abogado del condenado pidió una rebaja de la pena impuesta; mientras que el letrado que representa al padre del pequeño solicitó que se agrave hasta los 20 años.

A lo largo del proceso, las acusaciones que representan al padre y la madre del pequeño y la Fiscalía mantuvieron que se trató de un delito de asesinato; mientras que la defensa sostuvo que el niño se cayó a la balsa, planteando un homicidio imprudente y, alternativamente, que se considerara que concurrían las atenuantes de alteración mental y confesión tardía.

Así, el abogado del padre del pequeño, Antonio Caracuel, defendió ayer en su recurso una agravación de la pena, teniendo en cuenta la gravedad de los hechos «porque estamos hablando del asesinato de un niño de tres años, con la indefensión que ello conlleva, además del engaño del que se valió»; y también por las circunstancias y la actitud del acusado, ocultando el lugar donde había dejado al menor.

El letrado indicó que «si este crimen que no tenía que haber pasado ocurre cinco meses más tarde estaríamos hablando de un delito que conlleva la prisión permanente revisable». «Y la misma gravedad tiene en febrero de 2015 que en julio de ese año», manifestó en declaraciones a Europa Press, insistiendo en que «hubo alevosía» y en que «existía un móvil que eran los celos».

Por su parte, el letrado del acusado, Juan Manuel Aído, explicó que en la vista ratificó el recurso presentado, en el que se insta a que el TSJA acuerde repetir el juicio o dicte una nueva sentencia, acogiendo las tesis que ha venido manteniendo a lo largo del proceso. Así, reiteró que «no hay pruebas suficientes para condenarlo por un delito de asesinato». Entre otros argumentos, este abogado considera que hubo una «ilógica» valoración de las pruebas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos