El fiscal pide dos años de prisión para un hombre acusado de drogar a su cita y abusar de ella

Imagen de archivo de la plaza de la Merced, en cuyo entorno ocurrieron los hechos. /SUR
Imagen de archivo de la plaza de la Merced, en cuyo entorno ocurrieron los hechos. / SUR

Asegura que el procesado invitó a cenar a la mujer y le suministró sustancias que disminuyeron su voluntad

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

La Fiscalía de Málaga ha solicitado que un hombre sea condenado a dos años de prisión, ya que considera que drogó y abusó sexualmente de la mujer con la que había quedado, según se recoge en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso este periódico.

Los hechos tuvieron lugar el 1 de febrero de 2016. Aquel día, sobre las 20.00 horas la mujer acudió a la casa del procesado, al que conocía desde hacía un año. La había invitado a cenar a su domicilio, situado en el entorno de la plaza de la Merced.

El fiscal relata que, una vez en el interior, el acusado le propuso nada más llegar tomar una copa de vino blanco y que, como la mujer desconfiaba, solo se mojó los labios. Pero el ofrecimiento no habría acabado así. Tras ello, asegura que le dio un botellín de cerveza, insistiéndole en que bebiera, para luego darle otro.

La Policía intervino en la casa del procesado una copa de cristal con restos de MDMA

Siempre según se recoge en el escrito de acusación, pasados unos minutos, la mujer comenzó a notarse algo mareada, momento en el que el procesado se le echó encima y le pidió que le abrazara, algo que ella rechazó. El fiscal relata los abusos, a la vez que explica que ella se resistió y forcejeó con el hombre.

Al parecer, cuando intentó abandonar la vivienda, el acusado la cogió por el brazo para que no se fuera, aunque ella finalmente consiguió marcharse. El representante del Ministerio Público insiste en que el hombre le suministró sustancias que disminuyeron su voluntad, por lo que, cuando estaba fuera del domicilio, comenzó a sentirse mal.

Entonces llamó a una amiga, que la asistió y la llevó hasta su casa. Así lo indica el fiscal, quien precisa que, una vez allí, al ver que la mujer se encontraba en un estado en el que perdía el conocimiento y tenía la vista nublada, llamaron a los servicios sanitarios.

Fue trasladada hasta un centro médico, donde fue asistida sobre las 23.10 horas en las urgencias. Presentaba, entre otros aspectos, alteraciones de la conciencia, dilatación de las pupilas, visión borrosa y taquicardia, unos síntomas sobre los que el representante del Ministerio Público precisa que son compatibles con una intoxicación por drogas. Así, en el hospital se le hizo una analítica, en la que dio positivo en metanfetamina y MDMA, sin que se pudieran descartar otras sustancias.

Hallazgo policial

Una vez que se denunciaron los hechos, la Policía acudió sobre las 14.10 horas del día siguiente al domicilio del acusado. Con autorización judicial, se le intervino una copa de cristal, en la que se detectaron restos de MDMA.

En el escrito de acusación se señala que la dilatación de las pupilas que presentaba la mujer es compatible con el consumo de metanfetamina y MDMA. Asimismo, se recoge que el resto de la sintomatología apreciada es compatible con la ingesta de sustancias depresoras del sistema nervioso.

Por todo ello, el fiscal considera que estos hechos son constitutivos de un delito de abuso sexual sin consentimiento, anulando la voluntad de la víctima con fármacos. Así, solicita que se le imponga la citada pena de prisión.

Además, pide que el procesado en este caso indemnice a la mujer con 10.000 euros y que se le imponga una orden por la que no pueda comunicares ni acercarse a ella, en un radio de 300 metros, durante cuatro años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos