Ferrovial adeuda 400.000 euros al Ayuntamiento por la gestión del centro de piscinas Inacua

Instalaciones de Inacua (archivo)./SUR
Instalaciones de Inacua (archivo). / SUR

Urbanismo rechaza la petición de la empresa de rebajar el canon que abona anualmente por la explotación de estas instalaciones

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El consejo rector de la Gerencia de Urbanismo celebrado este miércoles ha rechazado la petición formulada por Ferrovial para que se le reduzca el canon que abona anualmente, desde 2009, por la explotación del centro de piscinas Inacua, ubicado entre el estadio de atletismo y el centro de raqueta. La empresa había solicitado una "moderación de la renta pactada para poder garantizar la continuidad del contrato", según figura en el expediente abordado por el consejo. Sin embargo, la decisión de la Gerencia, avalada por los consejeros de los grupos políticos, ha sido rechazar esa solicitud. De este modo, vuelve a activarse el expediente de cobro de los 399.830 euros, más intereses, que Ferrovial adeuda a las arcas municipales en concepto de canon por el uso del centro de piscinas que construyó el Ayuntamiento.

El concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, ha admitido que este débito existe y ha señalado que la postura de Urbanismo es clara en el sentido de no admitir una reducción del canon que se fijó al inicio del contrato de alquiler de las instalaciones, que expira en el año 2023. Por su parte, el viceportavoz del PSOE, Sergio Brenes, ha apuntado que Ferrovial lleva pidiendo una rebaja del alquiler desde hace unos cinco años y ha exigido al equipo de gobierno que haga un especial seguimiento de ese caso porque “empezaron igual” los de otros centros deportivos en manos de privados que finalmente optaron por desprenderse de ellos con el argumento de las pérdidas económicas que les suponía su gestión.

Por su lado, el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, ha asegurado que existen quejas de los usuarios del centro Inacua que pueden estar relacionadas con el interés de la empresa por hacer ver sus dificultades económicas. “Se está usando a los usuarios para que presenten reclamaciones por la temperatura de las piscinas, que está cuatro grados más baja de lo habitual”, ha detallado Zorrilla. Pomares ha dicho que no tenía constancia de esas quejas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos