Las farmacias malagueñas firman un convenio con Salud para luchar contra el tabaco

Ana Isabel González y Francisco Florido./
Ana Isabel González y Francisco Florido.

El Colegio de Farmacéuticos se adhiere a la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Los boticarios malagueños se van a implicar todavía más en la lucha contra el tabaco tras la firma de un convenio por el que las farmacias malagueñas se adhieren a la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (RASSELH). El objetivo es sumar esfuerzos contra el tabaquismo. El documento lo han rubricado la delegada provincial de Salud, Ana Isabel González, y el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, Francisco Florido.

Con esta firma, el Colegio de Farmacéuticos de Málaga se suma a los 74 centros que conforman actualmente la RASSELH en la provincia, a la que están adheridos un total de cinco Hospitales y 68 unidades de atención primaria, así como la Asociación de Ayuda a la Pacientes con Cáncer de Ronda (AYUCA). De ellos, 16 están acreditados en el nivel bronce.

La delegada ha explicado que la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo es una estrategia de la Consejería de Salud y del SAS que nació en 2010, en el marco del Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía (PITA), con el objetivo de desarrollar medidas activas comunes de los servicios sanitarios en el control y prevención del tabaco. Asimismo, busca reforzar el trabajo de los centros sanitarios a través del intercambio de estrategias de prevención y deshabituación tabáquica. Desde 2015, la Red Andaluza está integrada a su vez en la red de ámbito mundial (ENSH-Global), de cuya junta directiva forma parte en la actualidad, y que en octubre celebrará en Sevilla su segundo encuentro.

Con su adhesión, el Colegio de Farmacéuticos se compromete a cumplir ocho estándares, entre los que figuran aspectos como la asunción de políticas de ambientes libres de humo, la implementación de servicios de apoyo para dejar de fumar en línea con las mejores prácticas internacionales y los estándar nacionales; la formación y entrenamiento de su personal a través de un plan específico; la identificación de las personas fumadoras, a las cuales se les ha de facilitar los cuidados necesarios; la promoción de salud en los lugares de trabajo; la promoción y el control del tabaquismo de acuerdo con las estrategias de salud pública, y la supervisión y evaluación de los estándares de la ENSH-Global periódicamente, al menos una vez al año.

Ana Isabel González ha agradecido al Colegio de Farmacéuticos y a los profesionales que trabajan en las boticas malagueñas su implicación en la lucha contra el tabaco. La delegada de Salud ha destacado que la adhesión de las farmacias malagueñas "tiene un gran valor añadido para la Red porque multiplica su alcance en el territorio, gracias a profesionales de elevada cualificación que prestan servicios de atención farmacéutica".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos