Fallece el padre Lupiáñez, superior del Colegio San Estanislao durante más de una década

El jesuíta, que sufría Alzheimer en estado muy avanzado, murió el sábado por la noche a los 88 años y hoy se oficiará una misa en su memoria

JUAN SOTO MÁLAGA.

Antonio Ignacio Pascual Lupiáñez, el padre Lupiáñez del colegio San Estanislao de Kostka, falleció el sábado por la noche a los 88 años tras permanecer 71 en la Compañía de Jesús y 56 como sacerdote. El que fuera superior del centro educativo durante más de una década (entre los años 1978 y 1984 y entre 1989 y 1992) y de la Comunidad de San José será despedido hoy durante una misa exequias que se celebrará a las 13.15 horas en la capilla de la comunidad San Estanislao. Posteriormente será incinerado y sus cenizas serán depositadas en el columbario de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús en la plaza de San Ignacio.

Nacido el 3 de septiembre de 1929 en Málaga, el padre Lupiáñez ingresó en la Compañía de Jesús en el Puerto de Santa María (Cádiz) el 30 de julio de 1946, fue ordenado en Granada el 15 de julio de 1961 e hizo los últimos votos en El Puerto de Santa María el 14 de agosto de 1964. El fallecimiento se ha producido como consecuencia de una larga enfermedad, ya que padecía Alzheimer en estado muy avanzado. Todas las personas consultadas por este periódico lo definieron como «un hombre bueno».

En su amplia trayectoria profesional, el padre Lupiáñez fue censor eclesiástico diocesano y miembro del Consejo del Presbiterio. Durante muchos años fue además el confesor ordinario de las Carmelitas Descalzas de Torremolinos y de las Siervas de María, Ministras de los Enfermos.

Las cenizas del padre Lupiáñez serán trasladadas a la iglesia del Sagrado Corazón

Durante su etapa en el colegio San Estanislao, Antonio Ignacio Pascual Lupiáñez se dedicó a la enseñanza y al apostolado familiar y matrimonial y estuvo muy relacionado con las parejas que querían contraer el santo sacramento. De 1992 a 1998 dedicó su vida a la residencia de los jesuitas, colaboró con CVX, fue profesor de Teología en el Seminario Diocesano, coordinador del Aula Pedro Arrupe y consiliario de los Equipos de Nuestra Señora.

De 1998 a 2007 fue superior de la Comunidad San José, colaboró con la APA del Colegio, siguió siendo consiliario de los Equipos de Nuestra Señora, miembro del Consejo diocesano del Presbiterio y miembro del Consejo Escolar del Colegio San José. Además escribió artículos en Diario SUR y en la revista Diócesis. En Diario SUR publicó numerosos comentarios y colaboraciones en las que hablaba sobre el Evangelio entre los años 1999 y 2006.

Desde el año 2007 vivía en la Comunidad San Estanislao, en la que oraba por la Iglesia y la Compañía.

El actual superior de la residencia San Estanislao, el jesuita Juan Luis Veza, recuerda que el padre Lupiáñez era una persona muy cercana, sencilla y con muy buena cabeza. Aunque apenas coincidieron durante los últimos -cuando ya estaba enfermo- destaca su vocación de ayudar a la comunidad y el trabajo que realizaba en beneficio de los futuros matrimonios.

El actual superior explica que Lupiáñez siempre fue una persona que iba muy bien vestida, con chaqueta y corbata, un detalle que no supone un mero formalismo, ya que a su juicio indicaba «que esa delicadeza exterior también la presentaba en su espíritu».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos