Los examinadores de tráfico vuelven a movilizarse para exigir mejoras

Los examinadores de tráfico vuelven a movilizarse para exigir mejoras

Recuerdan que la oposición se comprometió a lograr que los Presupuestos incluyeran el complemento que reclaman desde 2017

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Cuatro meses después de protagonizar una de las huelgas más largas de la administración pública, los examinadores de tráfico vuelven este sábado a la carga para denunciar que aún no se han cumplido los compromisos que posibilitaron la desconvocatoria de los paros. Los encargados de habilitar a los nuevos conductores se concentrarán ante la sede de la Delegación del Gobierno de Sevilla para mostrar su malestar tras comprobar que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado no contempla la partida a la que se comprometieron a exigir todos los grupos de la oposición.

El portavoz de la asociación profesional Asextra en Málaga, Ignacio Torres, explica que la convocatoria se producirá en todas las comunidades al mismo tiempo y que en la andaluza participarán al menos 12 compañeros de la provincia. «Queremos recordar a los políticos que seguimos aquí y que el problema no se ha solucionado», señala. Este profesional recuerda que todos los grupos se comprometieron a impulsar que en los PGE se incluya el aumento del complemento específico que estos profesionales reclaman desde 2017 –valorado en unos 250 euros al mes–. «Esperemos que se incluya vía enmienda; sino no sé ya lo que haremos».

Este funcionario público explica que la concentración la realizarán en sábado, que es día no laborable para ellos, para no afectar al desarrollo de las pruebas de conducción, ya que ellos se comprometieron a no hacer más jornadas de huelga y no tienen previsto incumplir su palabra. «Ahora sólo falta que la cumplan los políticos», señala.

Una vez conocido en detalle los presupuestos, la asociación espera que Ciudadanos presente una enmienda que cuente con el apoyo de toda la oposición. El presidente de la Asociación, Joaquín Jiménez avanza: «Vamos a fiscalizar cada paso que dé Ciudadanos, si los pasos van en lo que nos dijeron seguiremos en esta tregua». Por contra, en caso de que los PGE no incluyan una partida destinada a esta subida salarial, la entidad amenaza con volver a la huelga. «Si esto no se soluciona en los presupuestos, antes del verano habrá inactividad en el servicio de exámenes», concluye la entidad.

Tras la finalización de la huelga, Ignacio Torres explica que actualmente quedan unas 4.000 pruebas por recuperar y que para ello están realizando horas extras por las tardes. Al ritmo de exámenes actual, considera que se podría recuperar la normalidad a lo largo del próximo mes de junio, que es la fecha en la que vuelven a aumentar los alumnos.

Tal y como publicó este periódico hace unos días, los centros docentes aún siguen sufriendo las consecuencias de los paros. La red de centros se ha reducido en una docena, hasta situarse en 300 sucursales, gestionadas por unas 200 empresas. No en vano, durante los seis meses que duraron los paros de los examinadores de Tráfico –entre julio y diciembre del año pasado–, las autoescuelas de la provincia perdieron una media de 15.000 euros por centro, según los datos facilitados por la Asociación Provincial de Autoescuelas. Esto provocó que una docena de negocios, con una plantilla media de entre 4 y 5 docentes, no pudieran cuadrar sus cuentas y se vieran abocados a echar abajo la persiana, perdiéndose unos 50 empleos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos