Los estudiantes de FP Básica que aprueben podrán tener el título de Secundaria

El IES Universidad Laboral imparte FP Básica. / Sur

Al quedar en suspenso las reválidas de la LOMCE, quedaba sin regular la titulación que pueden alcanzar estos alumnos

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Los estudiantes que están realizando la Formación Profesional Básica podrán optar al título de Secundaria, siempre que el equipo docente considere que ha alcanzado los objetivos y adquirido las competencias correspondientes. Así lo recoge un reciente Real Decreto del Ministerio de Educación, publicado en el BOE el pasado 3 de junio. Con la suspensión a finales de diciembre del calendario previsto para la implantación de las evaluaciones finales de etapa (las conocidas reválidas), el Ministerio de Educación ha tenido que regular las condiciones para la obtención de los títulos de graduado en Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, para los que la LOMCE preveía sendos exámenes de reválida.

Según este Real Decreto, «los alumnos y alumnas que obtengan un título de Formación Profesional Básica podrán obtener el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria, siempre que, en la evaluación final del ciclo formativo, el equipo docente considere que han alcanzado los objetivos de la Educación Secundaria Obligatoria y adquirido las competencias correspondientes». En estos casos, la calificación final de ESO será la calificación media obtenida en los módulos asociados a los bloques de asignaturas según la modalidad, Ciencias Sociales o Ciencias Aplicadas, según prevé la LOE.

La directora del IES Portada Alta, Sagrario Grau, saluda la medida. «Es una puerta más que se les abre a estos alumnos», indica. En su centro se imparte Reforma y mantenimiento de edificios. En primero tienen unos 16 alumnos, cifra que baja a unos seis para segundo. Estos alumnos de último curso están ahora haciendo prácticas en empresas. La FP Básica viene a sustituir a los antiguos Programas de Cualificación Profesional Inicial, pero con la diferencia de que con los PCPI podían alcanzar el título de Secundaria. Esta posibilidad se cerró con la LOMCE, que prevé para estos alumnos un título profesional generalista, que solo les permite continuar a un ciclo de grado medio, siempre en FP. «Ahora mismo para cualquier profesión exigen como mínimo el título de Secundaria, y esta posibilidad la tienen ahora estos alumnos», insiste la directora del Portada Alta. «Como centro examinador de personas adultas sabemos por experiencia que son muchas las personas, jóvenes pero también de 40 años y más, que vienen para sacarse el graduado en Secundaria porque no pueden trabajar, el mercado laboral es cada vez más exigente y es la titulación mínima exigida», señala la directora.

Improvisación

El IES Jacaranda, en Churriana, oferta también FP Básica, en este caso en Cocina y restauración. Cuenta con 14 alumnos en primero y 12 en segundo. El jefe de estudios, Daniel Torrente, señala que el Gobierno se ha visto obligado a «improvisar» para arreglar el problema que se ha creado al suspender las reválidas de Secundaria y Bachillerato. Comenta que con los antiguos PCPI la titulación en Secundaria era automática, algo con lo que acabó la LOMCE al introducir las reválidas como prueba obligatoria para poder titular. «Se han pillado los dedos, y han tenido que aprobar esta medida para solucionar el problema que han creado», matiza. Pero aclara que, en todo caso, la titulación en Secundaria para estos alumnos es responsabilidad del equipo docente, que tiene que valorar si se alcanzaron los objetivos y se adquirieron las competencias correspondientes.

Pero Daniel Torrente también pone de manifiesto la posible discriminación que supone una medida como esta. «Nunca el nivel de un estudiante de FP Básica será como el de un alumno de Secundaria», pero insiste en que «creado el problema hay que buscarle una solución», pero esta situación de desigualdad no se podría mantener en el tiempo. Y es que, comenta, la finalidad de la FP Básica es, por una parte, que estos chicos y chicas «desmotivados» en los estudios puedan continuar en el sistema educativo, y, por otra, que tengan una formación mínima, básica, con la que puedan seguir en los ciclos formativos. Con el título de Secundaria incluso podrían ir a Bachillerato, pero augura que serán muy pocos.

Fotos

Vídeos