La estación de El Perchel ya cuenta con conexión directa con María Zambrano

El consejero, Felipe López, con el gerente de estaciones zona sur de Adif, Francisco Campaña. :: ÑITO SALAS

El consejero de Fomento asegura que ha visto «un cambio de actitud» del alcalde respecto a la línea en superficie hasta el Hospital Civil

FRANCISCO GUTIÉRREZ MÁLAGA.

Casi 10 millones de viajeros al año tendrán más fácil acceder a algún medio de transporte público. Son los usuarios de las líneas de cercanías, media y larga distancia de Renfe (unos 5 millones) que pasan por la estación María Zambrano, los 3,8 millones de personas que utilizan los autobuses y los 1,2 millones de personas que pasan por la estación El Perchel del metro de Málaga. La interconexión entre estos tres tipos de usuarios de medios de transporte público será desde ayer mucho más fácil, con la conexión directa entre la estación de metro y el vestíbulo principal de la estación María Zambrano.

El consejero de Fomento, Felipe López, inauguró ayer esta obra que ha costado un millón de euros y que ha sido financiada a partes iguales por la Consejería de Fomento y Adif. El consejero puso esta nueva conexión como ejemplo de las buenas relaciones y colaboración que deben mantener las administraciones.

Se trata de una escalera mecánica que desde el vestíbulo principal de la estación de El Perchel (la que tiene salida a la calle Roger de Flor, junto a la estación de autobuses) conecta con el centro comercial Vialia. De esta manera, desde ahora los viajeros que deseen cambiar de medio de transporte no tendrán que salir a la calle, ya que directamente pueden ir de una a otra estación con estas escaleras mecánicas. «Con esta infraestructura estamos potenciando la interconexión de dos medios de comunicación, el metro y los trenes, ya sea el cercanías, media o larga distancia», destacó el consejero.

Fomento prevé retomar las obras Renfe-Guadalmedina en enero de 2018 y comenzar la línea al Civil en el mes de febrero

La obra ya quedó planteada cuando se construyó la estación El Perchel, con muros pantalla tanto en la estación de metro como en Vialia. Pero hasta noviembre de 2016 no quedó liberado el espacio en la estación de tren, que estaba ocupado por un comercio. En ese momento comenzaron las obras para demoler el forjado, una intervención «casi artesanal», utilizando discos de diamante y cortando pieza a pieza para desmontar las estructuras y dejar hueco a la escalera, según especificó el director general de Metro de Málaga, Fernando Lozano.

Cambio de posición

Respecto a las tensas relaciones con el Ayuntamiento, por la oposición del alcalde al trazado en superficie del metro hasta el Hospital Civil, el consejero indicó que sigue manteniendo conversaciones con el alcalde, «con sinceridad y sobre la base de que los compromisos se deben cumplir». Para Felipe López, no se puede privar a un conjunto de ciudadanos de un sistema de transporte rápido, cómodo y eficaz. Recordó que la declaración de interés metropolitano de este tramo, hace unas semanas, no es ninguna novedad, ya que algo similar ocurrió en 2004. «Esta es la solución idónea», aclaró.

Por otra parte, consideró que hay un «cambio de posición del alcalde» en función de sus recientes declaraciones. «Lo último que le he escuchado es que no va a colaborar activamente en el tramo del metro al Civil, algo muy distinto a la oposición frontal que mantenía hasta ahora». En este cambio de postura cree que ha podido influir la presión del resto de grupos municipales (el PP no tiene la mayoría en el Ayuntamiento), que han exigido al alcalde que apoye y no obstaculice la llegada del metro al Hospital Civil. «Hemos conseguido los más difícil, los 800 millones de euros para financiar la obra, así que no podemos fallar en lo más fácil, ponernos de acuerdo para hacer realidad esta gran obra», dijo Felipe López, que espera una «colaboración activa» por parte del Ayuntamiento, que debe autorizar los desvíos de tráfico.

El consejero adelantó que para septiembre-octubre se podrán licitar las obras del tramo Guadalmedina-Hospital Civil, que comenzarían en febrero de 2018. Por su parte, las obras recién licitadas del tramo Renfe-Guadalmedina podrían adjudicarse en el mes de noviembre. Se retomarían las obras entre diciembre y enero de 2018.

Más

Fotos

Vídeos