La esquina donde asesinaron a García Caparrós, Lugar de la Memoria Democrática

Este punto de la ciudad y el Palacio de la Aduana, entre los 14 nuevos espacios propuestos por expertos en Andalucía que ya ha valorado la Junta

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El sitio del asesinato de Manuel José García Caparrós y el Palacio de la Aduana en Málaga se convertirán en Lugares de la Memoria Democrática, lo que permitirá difundir y reconocer la historia de ambos espacios. Tanto uno como otro figuran entre los 14 nuevos Lugares de Memoria propuestos por un grupo de expertos en seis provincias andaluzas. La Junta ha concluido ya la fase de valoración para la declaración de estos espacios, de acuerdo con el decreto 264/2011 y la Ley 2/2017 de Memoria Histórica y Democrática, normativa que instaura la figura de los Lugares de Memoria Democrática para situar los puntos emblemáticos (fosas comunes, cementerios, refugios antiaéreos, cárceles y campos de concentración) vinculados al golpe militar de julio de 1936, la Guerra Civil y la Dictadura. Su finalidad es servir de recuerdo y homenaje a las víctimas de la represión franquista.

La figura de Manuel José García Caparrós se encuentra unida al proceso de consecución de la Autonomía para Andalucía, dando más realce si cabe a una fecha tan importante para la comunidad como la del 4 de diciembre.

Trabajador de la fábrica de cervezas Victoria y militante de Comisiones Obreras, el joven sindicalista perdió la vida, con tan sólo 19 años, por el disparo de un policía en la manifestación del 4 de diciembre de 1977 que reclamó en Málaga la autonomía para Andalucía, y justo cuando intentaba alzar una bandera andaluza en el edificio de la Diputación Provincial en la Alameda de Colón.

Desde 1995, una calle de la capital lleva su nombre. De la misma forma fue nombrado hijo predilecto de Andalucía en 2013.

La familia el joven malagueño reclamó a principios de año en el Parlamento andaluz la reapertura del caso para esclarecer la muerte y el impulso de una ley «que acabe con la impunidad de la violencia policial en la transición política». Asimismo registraron una iniciativa por la que piden que se esclarezcan los hechos y se reconozca a las víctimas.

El segundo de los espacios propuestos es el edificio donde actualmente se ubica el Museo de Málaga, como uno de los principales espacios de la represión franquista en la capital hasta mucho más allá del final de la guerra. El Palacio de la Aduana albergó calabozos, cárcel, jefatura de policía y fue sede del Gobierno Civil.

La declaración, que corresponde al Consejo de Gobierno, conlleva un informe exhaustivo con documentación sobre los enclaves, su evolución histórica y la narración de los hechos que motivan su reconocimiento con los datos sobre las personas e instituciones que se vieron involucradas. Esta fase es la que ahora concluye para poder iniciar la tramitación del decreto.

Los 14 nuevos Lugares de Memoria Democrática se sumarán a los 50 que ya se reconocieron entre 2011 y 2013.

El vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, ha señalado que se trata de un acuerdo muy importante para avanzar en el desarrollo de la Ley de Memoria y en el caso de García Caparrós supone «recuperar para el reconocimiento una figura histórica que tanto ha significado para el avance de la autonomía de Andalucía».

En este sentido, ha explicado que supone tambien un reconocimiento a su familia, después de que su caso fuera mucho tiempo silenciados, y al mismo tiempo Málaga se reivindica con el reconocimiento en la construcción y en la lucha por la autonomia.

Fotos

Vídeos