Espadas propone estrategias comunes de Málaga y Sevilla para competir a nivel internacional

Sergio Cuberos, Luis Merino, Manuel del Valle, Espadas, De la Torre, Manuel Azuaga, Manuel Castillo y Francisco Herrero, ayer. :/Salvador Salas
Sergio Cuberos, Luis Merino, Manuel del Valle, Espadas, De la Torre, Manuel Azuaga, Manuel Castillo y Francisco Herrero, ayer. : / Salvador Salas

El alcalde hispalense aboga por potenciar la economía circular para generar riqueza conjunta y competir con Madrid y Barcelona a la hora de atraer inversiones

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Hace algo más de dos años, Málaga y Sevilla abrieron una vía de colaboración, en ámbitos como el turismo y las nuevas tecnologías, auspiciada por sus alcaldes, el popular Francisco de la Torre y el socialista Juan Espadas, respectivamente, y con el estímulo de la sociedad civil a través de Civisur –una plataforma que aglutina a profesionales de ambas ciudades de diversos campos–. Una vez superada esta primera etapa de deshielo tras años viviendo de espaldas y con recelos mutuos, el regidor hispalense sostuvo ayer que es hora de iniciar una segunda fase en la que ambas capitales, junto a sus áreas metropolitanas, creen estrategias comunes de sinergias para competir a nivel internacional y ser un foco para atraer inversiones.

Bajo el título 'Innovación y municipios en el siglo XXI', Espadas ofreció un almuerzo-coloquio en el Museo del Automóvil y la Moda, organizado por Civisur y la Cámara de Comercio de Málaga con el patrocinio de Unicaja, donde defendió las potencialidades que ofrece la economía circular, vinculada a la sostenibilidad, el uso de los recursos y el medio ambiente, para generar riqueza conjunta entre ambos territorios con el horizonte temporal de 2030. El regidor hispalense no concretó proyectos específicos pero sí destacó que deben estar vinculados a las ecociudades, las ciudades inteligentes o la innovación social y productiva.

«Propongo una alianza para ser más competitivos y atraer inversiones» Juan Espadas. ALCALDE DE SEVILLA

Juan Espadas, que fue presentado por Francisco de la Torre, manifestó que una de las responsabilidades de los gestores públicos es «saber buscar sinergias» con otros territorios para avanzar y expuso que en un mundo con una economía tan globalizada la tendencia es a que las ciudades establezcan alianzas, poniendo como ejemplo la que se da entre las ciudades holandesas de Amsterdam y Rotterdam.

«Propongo una estrategia institucional compartida entre los ayuntamientos, la Junta de Andalucía y los dos parques tecnológicos de Sevilla y Málaga para no competir entre nosotros sino para ser más competitivos y atraer inversiones. Se trata de tener una estrategia de promoción internacional», afirmó Espadas, quien se mostró confiado en que esa alianza entre las dos capitales andaluzas y sus áreas de influencia, que aglutinan el 43% del PIB andaluz, le permitirían competir con Madrid y Barcelona en la atracción de inversiones nacionales e internacionales.

«Lo natural es que grandes ciudades como Málaga y Sevilla vayan convergiendo y confluyendo porque juntos somos más fuertes» Francisco de la Torre. Alcalde de Málaga

Para conseguir estos objetivos, el regidor hispalense, a las preguntas formuladas por los asistentes y en el coloquio moderado por el director de SUR, Manuel Castillo, se mostró partidario de organizar mejor la burocracia administrativa que «diariamente desalienta la inversión»; destacó el papel del aeropuerto de Málaga y la necesidad de que se mejore la conectividad con el de Sevilla, así como que el aeródromo malagueño se conecte por alta velocidad ferroviaria con el hispalense; defendió la potenciación de la colaboración público-privada en grandes proyectos; y remarcó que en esta estrategia de alianza de las dos ciudades participen las universidades públicas y también las privadas.

Asimismo, el alcalde hispalense mostró su confianza en el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, aunque admitió que tiene una situación parlamentaria complicada e hizo una encendida defensa del corredor ferroviario entre Algeciras y Bobadilla como infraestructura fundamental para la economía andaluza.

Juan Espadas calificó con «un notable bajo o un aprobado alto porque soy muy exigente» el nivel de colaboración y resultados entre Málaga y Sevilla en estos dos años trabajando juntos que han abierto «un espacio de oportunidad» y, a su juicio, son un modelo para otros territorios españoles.

En esa línea, Francisco de la Torre aseguró que «lo natural» es que dos grandes ciudades como Málaga y Sevilla vayan convergiendo y confluyendo porque «juntos somos más fuertes» y elogió la trayectoria profesional y política del alcalde sevillano. «Todos los partidos políticos, independientemente de sus ideales, deberían tener a una persona sensata, comprometida, con los pies en la tierra y capaz de buscar soluciones como Juan Espadas», dijo.

El acto lo abrió el malagueño Luis Merino, copresidente de Civisur, quien remarcó que desde esta plataforma se han conseguido logros como el by-pass en Almodóvar del Río (Córdoba) para acortar en media hora el trayecto en tren de Málaga a Sevilla o la iniciativa de crear Las Edades del Hombre en Andalucía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos