«Escuché un golpe muy fuerte y, al girarme, vi el coche volcado en la carretera»

Un policía nacional relata la intervención tras el accidente de un coche en el Paseo de Sancha esta semana

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Ocurrió el pasado martes. Saltaron las alarmas cuando un coche volcó en la zona de Paseo de Sancha de la capital, justo frente al edificio de la Subdelegación del Gobierno. Precisamente allí estaba David, un policía nacional que intervino en los hechos.

El agente, destinado en la Comisaría del distrito Centro, se encontraba vestido de paisano en la puerta del edificio, al que había acudido para hacer unas gestiones de trabajo. «Escuché un golpe muy fuerte y, al girarme, vi el coche volcado en la carretera», señala.

Noticias relaciondaas

En el poco tiempo que tardó en llegar al lugar del siniestro, David cuenta que ya había un hombre intentando abrir la puerta del coche, ya que la conductora se encontraba atrapada en el interior. Sin embargo, la manilla se había roto.

El policía nacional relata que entonces se introdujo por una de las ventanillas del vehículo para accionarla por dentro y de esta forma intentar sacar a la mujer.

«Primero le pregunté cómo se encontraba y si se sentía y podía mover las extremidades. Estaba boca abajo, sujeta por el cinturón de seguridad, y, aunque al principio estaba un poco aturdida, no tardó en reaccionar», indica.

Con la ayuda del otro hombre, David explica que consiguieron soltarla y sacarla del vehículo: «La dejamos tendida sobre el asfalto».

Imagen del accidente
Imagen del accidente / Sur

Una vez que estaba allí, dos mujeres se identificaron como enfermeras y comenzaron a asistirla, según precisa el policía nacional. Tampoco tardaron en llegar indicativos de Policía Nacional y Local, así como de Bomberos, que acabaron haciéndose cargo de la situación y una ambulancia de este cuerpo se encargó del traslado a un centro sanitario.

David insiste en que está muy contento de haber participado en este servicio humanitario. «Me quedo con el hecho de que todo el mundo que había en la zona se acercó para ayudar. En los peores momentos se ve la mejor cara de la gente», apunta.

También tiene claro otra cosa: «Si a cualquier otro compañero le hubiera pillado el accidente, habría hecho lo mismo que yo».

Fotos

Vídeos