El equipo de gobierno intenta este miércoles convencer a la oposición de la subida del agua en Málaga

El alcalde tiene «la esperanza de que las cosas salgan bien» en la mesa técnica que reúne a todos los partidos políticos y a asociaciones de consumidores

NURIA TRIGUERO y IVÁN GELIBTER

La mesa técnica del agua, que integra a todos los grupos políticos presentes en el Ayuntamiento de Málaga y a tres asociaciones de consumidores –Facua, Facua, UCE y Al-Andalus– se reunirá hoy a las once de la mañana, en pleno ecuador de la feria, con un polémico asunto en el orden del día: la propuesta de creación de un canon para financiar obras de mejora en la red de abastecimiento y saneamiento de la ciudad. El gerente de Emasa, Juan José Denis, será quién defienda esta medida, que encarecería el recibo mensual del agua de todos los malagueños durante veinte años con el objetivo de recaudar los 130,7 millones de euros que el equipo de gobierno calcula que costarán dichas actuaciones.

Todos los grupos de la oposición, –incluido el socio de investidura del PP, Ciudadanos– ya se han manifestado en contra de esta subida. Sin embargo, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se mostró ayer esperanzado «en que las cosas salgan bien» en la mesa técnica. «Yo no estaré en la reunión del agua pero espero que todo vaya con buena fe, porque en la reunión con los grupos no noté a priori que estuvieran en contra», añadió el regidor, que consideró que la subida que se plantea «es una cosa moderada, gradual» y aludió a la necesidad de que el ciudadano tenga una «corresponsabilidad» en la financiación de estas actuaciones «porque así se lucha contra el cambio climático». «Habrá que ver qué dicen los consumidores, pero confío en que el final llegaremos al acuerdo», incidió.

La propuesta del PP, que ya se avanzó en el último consejo de administración de Emasa, consiste en la creación un canon que tendría una vigencia de veinte años y cuya cuantía se aplicaría de forma gradual hasta llegar a unos 20 céntimos por metro cúbico. Es un sistema similar al que se aplicó entre 1992 y 2009.

De la Torre aseguró no entender por qué el PSOE rechaza un canon municipal cuando la Junta aplica uno a nivel regional. «Por favor, seamos serios, si se defiende en un sitio, no se pueden poner pegas en otro», criticó. «A lo mejor es que piensan que vamos a ser igual de ineficaces que ellos, que recaudan y no invierten», añadió, recordando que en la provincia el Gobierno autonómico ha «recaudado más de 100 millones y sólo ha invertido 14; y en el caso de Málaga capital ni un euro». El alcalde afirmó que en Málaga se va a «garantizar que las obras empiecen ya, incluso antes de que se empiecen a pagar estas pequeñas cantidades».

Lo cierto es que el grupo municipal socialista ya planteó su propia alternativa al canon, basada principalmente en dos medidas: destinar este año a obras de mejora de la red 13 millones de euros conceptuándolas como inversiones financieramente sostenibles; y crear un canon específico para grandes consumidores de agua.

Temas

Emasa

Fotos

Vídeos