El equipo de gobierno defiende el canon del agua: «Queda poco margen»

El equipo de gobierno defiende el canon del agua: «Queda poco margen»

El concejal de sostenibilidad, Raúl Jiménez, y el portavoz Carlos Conde piden "altura de miras" a la oposición para no crear "un problema urgente en el plazo de cinco o seis años"

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

El canon del agua y su futura aplicación en la ciudad se ha convertido en uno de los asuntos de debate con más peso en el arranque del curso municipal. Si antes de las vacaciones ya se hablaba en firme de esta posibilidad para hacer frente a la construcción de nuevas infraestructuras que supondrían un desembolso de 132 millones de euros, esta mañana el equipo de gobierno ha insistido en la necesidad de acometer ya estas obras, y hacerlo además vía canon, para "no crear un problema grave en la ciudad en el plazo de cinco o seis años".

Así lo han manifestado el edil de Sostenibilidad, Raúl Jiménez, y el portavoz del grupo, Carlos Conde, quienes han pedido además a la oposición un ejercicio de responsabilidad y "altura de miras" para sacar adelante esta propuesta. A juicio de Jiménez, "queda poco margen" para no aplicar esta fórmula y buscar alternativas, ya que a su juicio las dos únicas opciones posibles para afrontar estas obras son o bien subir las tarifas del agua o bien establecer este canon, que a su juicio es la opción más "justa" y que además solo representarían uno o dos euros al mes para el ciudadano.

Tanto Conde como Jiménez han descartado que estas actuaciones se puedan ejecutar con el presupuesto de Emasa, ya que la cantidad de seis millones de euros al año de que dispone este organismo está centrado sobre todo en el mantenimiento de la red de agua; y tampoco hacerlo a través de fondos europeos porque en la actualidad esta opción solo existe para trabajos relacionados con la depuración.

En este sentido, los ediles populares han recordado que las obras que se necesitan en la ciudad son "prioritarias" y que el apoyo de la oposición en la mesa técnica que se convocará la semana que viene es clave para desbloquear este proyecto de futuro. "Si no lo hacemos, a ver quién explica en cinco o seis años a los vecinos de Málaga que hay un problema grave de agua porque los políticos no fueron capaces de ponerse de acuerdo", ha concluido Jiménez.

Fotos

Vídeos