Los vecinos asumen la limpieza de El Limonar y el Mayorazgo

Los vecinos asumen la limpieza de El Limonar y el Mayorazgo
Cosas de la ciudad

Un grupo de residentes crean la asociación BMV -Barrenderos Malagueños Voluntarios- para adecentar las zonas más descuidadas de la barriada

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Equipados con escobas, bolsas y todo el material necesario para adecentar su zona, un grupo de vecinos de la zona de El Limonar y de El Mayorazgo han realizado estos días una limpieza en aquella zona. Los autores de esta acción se han bautizado con el nombre del «equipo BMV (Barrenderos Malagueños Voluntarios)», según Fernando Martín Mandly, presidente de la asociación de vecinos Limonar-Caleta. El dirigente vecinal ha justificado esta acción porque asegura que los vecinos de aquella zona «se quejan de que su entorno está abandonado por el Ayuntamiento y han decidido tomar la iniciativa».

Además de Martín Mandly, entre los que han formado ese grupo autodenominado ‘Barrenderos Malagueños Voluntarios’ se encuentran otros miembros de la asociación vecinal a la que vecinos del Mayorazgo han pedido apoyo, «porque se trata de una zona un poco alejada del centro neurálgico del Distrito 2 y realmente no reciben el mismo trato que otras zonas del mismo distrito». «Teniendo en cuenta que este distrito es excesivamente grande, es natural que estas situaciones se produzcan y es necesario concienciar al Ayuntamiento de que las deficiencias que manifiestan son auténticas», señala Martín Mandly. «Hemos presentado propuestas para solucionar los muchos problemas que tenemos, especialmente en esta zona. Desde el 3 de mayo de 2016 estamos pidiendo la reordenación del tráfico en calle Las Espuelas, que afortunadamente hace unos días se ha hecho, pero si para algo tan sencillo han sido necesarios 20 meses de insistencia, resulta descorazonante, enervante y triste contemplar la ineficacia del sistema», señala.

«Hay además otras muchas peticiones hechas al Distrito 2 del Ayuntamiento, como son la necesidad de eliminar basuras, pintadas, cables de teléfono en fachadas, iluminación y señalización deficientes y muchas otras de las que todavía no tenemos ni noticias de lo que piensan hacer», dice. «Esperemos que no sean necesarios otros 20 meses…», concluye el dirigente vecinal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos