Una entrada y salida conflictiva en la Alameda de Capuchinos

Acceso al garaje en la calle Luque./
Acceso al garaje en la calle Luque.
Cosas de la ciudad

Vecinos solicitan al Ayuntamiento medidas por los frecuentes problemas que aseguran tienen a la hora de entrar o salir de su garaje

JOSÉ MANUEL ALDAY

Los residentes en el edificio situado en la Alameda de Capuchinos número 73 vienen solicitando al Ayuntamiento desde hace un año que adopte alguna medida dados los frecuentes problemas que aseguran vienen encontrando a la hora de entrar o salir de su garaje. El aparcamiento del edificio da a la calle Luque, nº 2, y manifiestan que allí aparcan vehículos de forma frecuente impidiendo así la salida y entrada normal de los vehículos de ese edificio.

Tras solicitar a la Junta de Distrito la colocación de unos pivotes para impedir que los coches y furgonetas estacionen en la zona junto al acceso del garaje, el Ayuntamiento les comunicó que la Ordenanza Reguladora de Accesibilidad del municipio recoge que no está permitido la colocación de obstáculos verticales en ningún punto de la superficie destinada al paso de peatones.

Piden que se supriman dos plazas.
Piden que se supriman dos plazas.

Ante esta negativa, los vecinos plantean la posibilidad de colocar una señal de tráfico vertical de prohibido el estacionamiento y aparcamiento, así como de aviso de grúa, en la acera frente al acceso del aparcamiento, lo que en su opinión posibilitaría el poder girar y maniobrar a la entrada y salida de su garaje.

Vehículo mal estacionado.
Vehículo mal estacionado.

«No sabemos qué hacer, porque seguimos teniendo los problemas a la hora de entrar y salir de nuestro aparcamiento. Si no se pueden colocar bolardos para impedir que los coches se suban a la acera, como nos ha comunicado el Ayuntamiento, nos deben dar alguna solución porque el problema persiste y la comunidad y cada uno de nosotros pagamos por un vado que no podemos disfrutar», señala Manuel López.

La fuente sigue pendiente de arreglo

La fuente que hay en la confluencia de la Alameda de Capuchinos con la Alameda de Barceló y del Patrocinio sigue sin ser reparada. La fuente sufrió el impacto de un vehículo en mayo pasado y desde entonces la pila del surtidor está rota. La rotonda donde se encuentra ubicada esa fuente fue acondicionada por el Ayuntamiento, que colocó césped artificial y unas piedras para embellecer la zona, retirando unos hierros que rodeaban todo el perímetro de la isleta y que algunos han echado en falta para preservar más el enclave.

La asociación de vecinos Victoriana de Capuchinos y de la Fuente solicitó en su momento una mayor protección para ese enclave y para la fuente, una bella obra de fines del XVIII, que está formada por una gruesa pila de piedra colocada sobre una amplia base con un vástago en su centro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos