El entorno comercial de la calle Larios renueva su oferta con la entrada de varias tiendas

La joyería Pandora ya ha abierto sus puertas en la calle Larios. /Fernando González
La joyería Pandora ya ha abierto sus puertas en la calle Larios. / Fernando González

La joyería Pandora y la heladería Desiderio ya han abierto sus puertas, y Kielh's o Uterqüe lo harán en los próximos meses

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Larios y todo el entorno comercial próximo vive estos días un importante proceso de cambio con la apertura y modificación de diferentes locales y que se concretarán en operaciones de importancia como la unificación de Massimo Dutti, el cierre de Kilocentro, la ampliación de Zara o la apertura de las firmas Kiehl's o Uterqüe. El primero de estos movimientos ya está en marcha y se está realizando en la misma entrada de la calle, en donde Massimo Duty abrirá una tienda de 1.800 metros cuadrados y unificará las secciones de caballero y señora. Como si fueran piezas encadenadas, esta futura apertura ya ha obligado el cierre de Bershka, que se ubicará en el espacio que deje la tienda de mujer (en calle Larios número 4), y la entrada de Uterqüe, que se instalará previsiblemente en el espacio que deje Massimo Dutti caballero dentro de algunos meses (en el número 7 de la misma vía).

Pero no serán los únicos cambios en la principal arteria comercial de la ciudad. En la calle Larios acaban de inaugurarse dos tiendas: la joyería Pandora y la heladería Desiderio; y se espera que en breve lo haga la firma de cosméticos Kielh's, que ocupará el espacio dejado por Farggi. Por último, Stradivarius, ya en la plaza de la Constitución, acaba de reabrir su tienda tras una importante reforma interior; y La Caixa ultima la reforma de su nuevo proyecto en el que venderá electrodomésticos y televisiones.

Apenas unos metros más allá, la calle Liborio García también se somete estos días a un cambio radical con los cierres de Tyché, Phonemanía y Hermosa y el inminente cese de Kilocentro, negocio que bajará la persiana el próximo sábado día 16 tras 32 años en el Centro. Este cierre será especialmente significativo porque el local se lo quedará su vecina Zara, que ampliará la tienda actual en más de 700 metros cuadrados de superficie.

Kilocentro cerrará el día 16 y el local será ocupado por Zara, que ampliará su superficie en 700 metros

A este continuo cambio de locales, cierres y aperturas que vive el centro histórico de la capital, también se le une estos días el cierre de la tienda de Juguetes Carrión de la calle Antonio Baena Sánchez, Shoes Piel en la calle Nueva y Petit Parisien en la calle Marín García (este último aún está en liquidación). En Nueva también ha sido especialmente significativa la apertura de la zapatería Toni Pons en el número 22 de la calle.

Según se desprende de un estudio reciente de la consultora Savils Aguirre Newman, todos estos cambios están motivados por el interés de operadores internacionales y de marcas de alto nivel en tener presencia en la ciudad. En toda la zona calificada como 'prime', que es en donde se concentran la mayor parte de los movimientos, se ha producido el mayor aumento de las rentas con un máximo histórico de 300 euros por metro cuadrado al mes. Además, apuntan que la calle Larios se ha consolidado como la tercera más cara de España, lo que ha supuesto un efecto expansivo de toda esa zona 'prime' hasta el punto de convertirlo en uno de los más dinámicos de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos