Enfermos mentales con adicción a las drogas: un problema sin resolver

Ruth Sarabia, Miguel Acosta, Francisca Bazalo y Ana Isabel González, ayer. :: ñito salas

Las familias de los pacientes se enfrentan a una situación muy difícil sin ayudas concretas de la sanidad pública

ÁNGEL ESCALERA MÁLAGA.

La salud mental sigue siendo «el patito feo» de la sanidad pública. Así lo dijo ayer el presidente de la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Afenes), Miguel Acosta, que se refirió a la difícil situación que soportan los pacientes con una enfermedad mental que a la vez son drogodependientes. El cóctel formado por un padecimiento psíquico y el consumo de drogas conduce a un callejón sin salida, sobre todo porque la sanidad pública carece de recursos específicos para ofrecer una solución a los enfermos con patología dual.

Miguel Acosta hizo esas declaraciones con motivo de la celebración hoy del Día Mundial de la Salud Mental. Afenes instaló ayer una carpa informativa en la plaza de Félix Sáenz para dar visibilidad a las carencias que soportan las personas con una enfermedad mental. Los dos escollos principales son la dificultad para encontrar un empleo y el estigma o marginación que reciben por parte de la sociedad.

El presidente de Afenes explicó que la patología dual crece sin que se les dé una salida a esos pacientes, que, por un lado, sufren un trastorno psiquiátrico y, por otro, se ven perjudicados por su adicción a las drogas. A juicio de Acosta, en Málaga hacen falta de 100 a 150 plazas para atender a las personas con patología dual. «Los medios actuales son insuficientes. Eso es algo que nos preocupa mucho, porque no hay recursos específicos para esos pacientes», subrayó el presidente de Afenes. Acosta apostilló que esos enfermos precisan de una atención integral que no reciben, puesto que no existen dispositivos adecuados. «Hay protocolos para atender la patología dual, pero no siempre funcionan. Además, es necesario que la sanidad pública cuente con plazas para ingresar a los pacientes, un recurso que ahora no hay», se lamentó Miguel Acosta.

Afenes denuncia la falta de recursos específicos para atender a las personas con patología dual

Familiares de personas con patología dual, en declaraciones a este periódico, pusieron de manifiesto el calvario al que se enfrentan a diario. A ese respecto, denunciaron que la sanidad pública no ofrece respuestas a un problema grave. «Cuando mi hijo sufre una crisis lo ingresan en una unidad de agudos. A los pocos días le dan el alta y tiene que volver a su casa en vez de ser enviado a un lugar específico donde le presten la asistencia que necesita. Y así una y otra vez, sin que veamos luz al final del túnel. Nos sentimos desvalidos y abandonados. Es un sufrimiento continuo», expresó el padre de una persona con patología dual.

Miguel Acosta estuvo acompañado en su comparecencia por la delegada provincial de Salud, Ana Isabel González; la concejala de Accesibilidad del Ayuntamiento de Málaga, Francisca Bazalo, y la vicesecretaria de Acción Social del PP de Málaga, Ruth Sarabia. La delegada destacó que hay un plan en marcha para estudiar y mejorar los protocolos que se aplican en los casos de patología dual. «Ese problema nos preocupa a todos», aseguró Ana Isabel González, aunque no concretó nada sobre la posible creación de plazas públicas o concertadas para esos enfermos.

Ruth Sarabia afirmó que solo en Málaga capital son necesarias 200 plazas para personas con patología dual. Sarabia precisó que el Ayuntamiento malagueño destina un millón de euros para pagar a entidades privadas las plazas que concierta para atender a personas con patología dual, muchas de las cuales viven en la calle. Asimismo, dijo que el PP se une a Afenes, con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, para dar visibilidad a las deficiencias que afectan a los enfermos psíquicos. Ruth Sarabia hizo hincapié en que hay que eliminar el estigma social que rodea a la salud mental y favorecer que los pacientes logren acceder a un puesto de trabajo.

El uno por ciento de la población malagueña sufre esquizofrenia y una de cada cuatro personas se enfrentará a un problema de salud mental a lo largo de su vida, significó el presidente de Afenes.

Fotos

Vídeos