Enfermos con gripe comparten espacio con otros en observación de Carlos Haya

Médicos y enfermeros denuncian la situación y reclaman más personal y mejoras en esa parte del hospital

A. ESCALERA MÁLAGA.

Las urgencias del Hospital Carlos Haya volvieron ayer a situarse en el ojo del huracán. La saturación se registró en el área de observación, donde pacientes con gripe estuvieron junto a enfermos trasplantados e inmunodeprimidos, según denunciaron profesionales del hospital a este periódico. El problema se produjo al estar ocupados los cuatro puestos de aislamiento que tiene la observación, circunstancia que obligó a recurrir a lo que se conoce como aislamiento virtual, que consiste en ponerles una mascarilla a los enfermos y separarlos con una cortina o biombo, explicó un médico a SUR.

«Estamos soportando una saturación brutal por la gripe. Nos vemos desbordados continuamente. Los pacientes con un cuadro gripal deben estar aislados de los demás enfermos, pero cuando los puestos de que disponemos para esa función están llenos, no queda otra que aplicar el aislamiento virtual, dijo el facultativo.

El área de observación de Carlos Haya, que tiene 22 camas y nueve sillones, está dividida en dos zonas. En una hay tres puestos para aislar a los pacientes que lo necesitan y en la otra se cuenta con uno. «En estas fechas, con el incremento de la gripe y de las infecciones respiratorias, necesitaríamos más espacio para poder garantizar un aislamiento real a los enfermos», señalaron fuentes sanitarias. Añadieron que la falta de camas en la unidad de cuidados intensivos del hospital provoca que con frecuencia pacientes que deberían estar ingresados en la UCI permanezcan en la observación de urgencias. Tanto médicos como enfermeros reclamaron un incremento de profesionales y mejoras y que la dirección del hospital abra la nueva observación.

Versión del hospital

Por su parte, fuentes oficiales afirmaron que la dirección del hospital y el responsable de urgencias negaron que hubiera pacientes ingresados en observación que sobrepasaran las 24 horas. Asimismo, «es una irresponsabilidad decir que en este servicio del centro sanitario hay pacientes inmunodeprimidos y trasplantados junto a enfermos con gripe». Así, aseguraron que «los usuarios con enfermedades respiratorias, ubicados en puestos individualizados, cuentan con las medidas de contención estipuladas en esta zona del hospital, según los criterios marcados por higiene y seguridad del paciente y el sistema de vigilancia epidemiológica de Andalucía».

También señalaron que «es incierto que haya pacientes a la espera de una cama en la UCI del hospital», donde ayer por la tarde había nueve puestos libres. Añadieron que, ante el incremento de la asistencia en estas fechas, todos los recursos del hospital están disponibles para atender la demanda de los ciudadanos. Por tanto, «la calidad asistencial está absolutamente garantizada. Además, la plantilla en el servicio de urgencias es la correcta, apostillaron las fuentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos