Un encontronazo con Froilán en el AVE: la versión de los ediles Zorrilla y Ramos

Un encontronazo con Froilán en el AVE: la versión de los ediles Zorrilla y Ramos
La Casona del Parque

Aseguran que el nieto del Rey emérito les increpó y les dijo que «daban asco» cuando les vio charlar sobre el episodio de doña Letizia y doña Sofía en Palma de Mallorca

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

No hay confirmación oficial de la Casa Real, si bien, la versión de una parte, la de dos concejales de IU en el Ayuntamiento de Málaga y dos cargos públicos del PCA, sí se hizo pública ayer a través de las redes sociales. En concreto, a través de un tuit (en realidad un conjunto de tuits o hilo), del secretario de PCA, Ernesto Alba.

Este medio sí pudo ayer recabar el relato de los hechos desde la perspectiva de los ediles de la coalición de izquierdas. La historia se inicia cuando la edil de IU-Málaga para la Gente, Remedios Ramos, se percató cuando subieron al AVE regreso a Málaga, a las 18.35 horas de la tarde del domingo, que tanto a ella como a su portavoz en el Ayuntamiento, Eduardo Zorrilla, los habían sentado en 'Coche en silencio. Quiet zone', como ponía en el cabecero del asiento delantero. De todos es sabido que Ramos es una gran charlatana, así que Zorrilla se sonreía cuando se quejaba, por lo que decidieron ir a conversar al vagón cafetería y para ello avisaban a dos miembros del PCA, con los que volvían del comité central del PCE en Madrid. A saber: el secretario del PCA, Ernesto Alba; y la exconcejala del Ayuntamiento de Málaga Toni Morillas.

Una vez en el vagón cafetería empezaron a charlar del affaire de doña Letizia con la Reina emérita tras la misa del Domingo de Resurrección en la Catedral de Palma de Mallorca, y los comentarios iban y venían sobre la gracia de los memes y el arte que había en este país para retratar cualquier situación. Habían terminado ya esta conversación y empezado otra sobre los cambios en el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Málaga. Le tocaba a la poderosa concejal Teresa Porras, de la que decían que se había quedado con casi todo. Morillas se reía y apuntaba que era una pena no estar en esta época en la Casona, que ¡qué entretenidos estaban!

En ese momento, Remedios Ramos cuenta que levantó la mirada al otro lado del vagón (justo en la otra barra pequeña adosada a la ventana) y que había un chico joven, que les miró y les dijo: «¡Qué asco!», según cuenta la edil. Ella le increpó: «¿Qué estás diciendo niño?», y al parecer éste afirmó: «Vosotros dais asco».

La Casa Real informó de que oficialmente no tenía nada que decir al respecto

En este punto, terció, según cuentan, el secretario del PCA, Ernesto Alba preguntando«¿qué te pasa?» Y el chico, según los dos ediles, puntualizó: «Vosotros sabréis que sois los que os estáis riendo». En ese momento decidieron, según apunta Zorrilla, dejar la conversación porque el asunto se ponía muy tenso. Ramos explica que se dio cuenta de que era el hijo de la infanta Elena, Felipe Juan Froilán. «Entramos en Google y buscamos fotos suyas, y tuvimos claro que era él, de hecho llevaba el mismo atuendo con el que había ido al hospital a visitar al Rey Emérito, pantalones claros, cazadora azul marino, zapatos con borlas, pero en el tren además llevaba una gorra azul de tipo norteamericana», añadía Zorrilla.

Tras el rifirrafe, que no fue a más, el ya descubierto Felipe Juan Froilán, según cuentan los dos ediles, realizó una llamada y empezó a referirse a ellos con improperios, con palabras malsonantes tales como «hijos de puta» y «flojos de mierda», según explican los dos ediles. Esto vino a pasar sobre las siete de la tarde y estuvieron en el vagón cafetería cerca de media hora, y el que parecía el primogénito de la infanta Elena siguió un rato charlando por teléfono, apuró dos refrescos más y se marchó al coche de Preferente, justo el que queda enfrente de Turista, donde iban los cuatro miembros del PCA. Por la noche, Ernesto Alba subía a Twitter un hilo contando el supuesto encontronazo 'monárquico', que acababa así: «Moraleja, el 14 de abril mis colegas y yo te esperamos en la calle. III República Ya».

Este periódico estuvo ayer toda la jornada intentando contrastar la información con la Casa Real por si arrojaran luz a este suceso en el AVE, pero debido a que el Rey Felipe VI se encontraba en Barcelona, como explicaban desde el Departamento de Comunicación, no podían cursarlo hasta su vuelta. No obstante, informaron de que por regla general es habitual que en todo aquello relativo a personas que no son directamente miembros de la Familia Real (es decir Reyes Eméritos, Reyes, y sus dos hijas) no ofrezcan ningún tipo de información. Finalmente, a última hora de la tarde, desde Casa Real informaron de que «oficialmente no tienen nada que decir al respecto».

Huelga decir, como podrán imaginar, que el áspero episodio en el AVE fue ayer la comidilla en los pasillos de la Casona. Tengan cuidado en ese tren, decía guasón un alto funcionario a modo de advertencia, es que pasan unas cosas...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos