Los empresarios del Astoria rechazan dar el primer paso para hacerse con la parcela

Recreación del proyecto Málaga All Space, de noche, visto desde la calle Alcazabilla./SUR
Recreación del proyecto Málaga All Space, de noche, visto desde la calle Alcazabilla. / SUR

Los promotores de un auditorio con mercado esperarán a que el Ayuntamiento convoque un concurso para optar a desarrollar el proyecto

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Cambio de planes en la hoja de ruta del equipo de gobierno municipal para resolver la asignatura pendiente de la manzana de los antiguos cines Astoria y Victoria, en la plaza de la Merced. Los empresarios de un mercado gastronómico de Córdoba que semanas atrás confirmaron su interés por desarrollar en ella un auditorio para conciertos con mercado no van a dar el primer paso para hacerse con este espacio del Centro de la ciudad solicitando su concesión, como se había apuntado desde el Ayuntamiento. Así lo confirmó a SUR Jorge Barbancho, responsable del proyecto Málaga All Space, quien apuntó que van a esperar a que sea el Consistorio el que convoque un concurso público para abrir la iniciativa a los posibles interesados.

«No vamos a ser nosotros los que demos el paso, esperaremos al concurso», señaló Barbancho, quien aclaró que ello no supone que desistan de su idea, valorada en 22 millones de euros y apoyada en la construcción de un auditorio con capacidad para 1.500 personas en el subsuelo de la parcela. La normativa vigente permite que un privado solicite a una administración la ocupación de un determinado suelo público para desarrollar un proyecto bajo la fórmula de la concesión por un determinado periodo de años. Esa solicitud da pie a la administración a asumir, si lo desea, esa iniciativa y a convocar un concurso público para que otros privados puedan optar a desarrollarla y competir por ello. Así ha sucedido con el hotel previsto en la plataforma portuaria del dique de Levante.

Ese era el planteamiento que inicialmente había pactado el equipo de gobierno municipal con los empresarios que promueven la idea de Málaga All Space. Incluso se había apuntado que estos privados remitirían la correspondiente solicitud para poner en marcha ese mecanismo antes de que expire 2017. Sin embargo, a tenor de lo expresado a este periódico por su responsable la pelota queda ahora totalmente en el tejado del Consistorio, que se ve de este modo forzado a decidir qué proyecto es el que quiere para la manzana del Astoria y qué fórmula es la que pondrá en marcha para llevarlo a cabo.

Concurso de ideas

Por el momento, el alcalde, Francisco de la Torre, se ha mostrado partidario de que sea un privado quien asuma la construcción y explotación de la actuación que venga a reemplazar al edificio clausurado del Astoria, que supuso un coste de 21 millones de euros para las arcas municipales. Para ello se convocó un concurso de ideas que ganó la propuesta del arquitecto José Seguí y del actor Antonio Banderas, quien finalmente desistió de llevarla a cabo. Tras ello, el Ayuntamiento buscó otras posibles iniciativas respaldadas por inversores y llegó a la conclusión de que, por el momento, la que resulta más viable de todas es la de los citados empresarios cordobeses, que ya pujaron por este espacio hace más de cuatro años para desarrollar un mercado gastronómico.

No obstante, su propuesta actual está condicionada por la obligación de realizar aparcamientos en el caso de que puedan retirarse los restos arqueológicos de la parcela, para la que todavía no se han completado las excavaciones. Para poder encajar el auditorio proyectado a diez metros de profundidad, quieren solicitar una modificación del planeamiento urbanístico que les exima de tener que realizar los estacionamientos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos