Empresarios y administraciones valoran el cambio de sede de San Miguel

Coinciden en que lo deseable es que no tuvieran que salir de Cataluña por la situación política de la región

PILAR MARTÍNEZ MÁLAGA.

Los empresarios y los responsables municipales y de la Diputación de Málaga han valorado la decisión de cervezas San Miguel de elegir Málaga para el traslado de su domicilio social de Cataluña. El presidente de la Cámara de Comercio, Jerónimo Pérez Casero, aseguró que es lamentable que las empresas se tengan que marchar de Barcelona por la situación política, pero «todo lo que nos pueda beneficiar a Málaga y a los andaluces, bienvenido sea». Aseguró que la decisión es «obligada por las circunstancias para tener una sede donde haya seguridad jurídica de seguir vinculado a la UE y a la de España».

Pérez Casero apuntó al sistema impositivo andaluz como un obstáculo que «quizá está impidiendo que las empresas que salen de Cataluña piensen en Andalucía. Es posible que no sea el sistema impositivo más favorable».

Por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, insistió en que lo que más le alegraría sería que ninguna empresa tuviera que salir de Cataluña porque sería señal de que el «proceso ilegal y absurdo de un referéndum para transformarlo en un impulso hacia una independencia que no va a ninguna parte ha parado hacia la vuelta a la normalidad». Sin embargo, aseguró que San Miguel es una empresa que tiene en Málaga un centro de producción muy importante y que le parece muy bien que hayan decidido trasladar su sede a esta ciudad, de la que dijo es conocida y «no hay que hacer ninguna campaña para desmontar el tejido empresarial catalán. Lo importante es que la normalidad vuelva a Cataluña», apuntó.

«Todo lo que pueda beneficiar a Málaga, bienvenido sea», declara Pérez Casero

En este sentido, el presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, partió de la base de que ningún español desea que se produzca una fuga de empresas de una comunidad a otra por los motivos que se están produciendo. Sobre la decisión de San Miguel, señaló que es una empresa con arraigo en Málaga. «Estamos contentos porque nos hayan elegido, pero creo que alentar una fuga de empresas no es positivo. Pese a lo que Málaga es de todos conocida que es hospitalaria y está encantada de recibir a cuantas más empresas mejor», precisó.

Sobre la posibilidad del traslado social de Facsa Prolongo todos coincidieron en que es una empresa malagueña, con independencia de que tenga su sede en Cataluña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos