Los empresarios, a las administraciones: “Que nos dejen trabajar”

Los empresarios, a las administraciones: “Que nos dejen trabajar”
Fernando González

Los representantes de la CEM constatan que Málaga está en un momento “estratégico” para sacar adelante grandes inversiones pero lamentan que la “hiperregulación” lastra la actividad privada

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

La reactivación económica y la superación de los años negros de la crisis son un hecho palpable en la provincia de Málaga. Los datos que presentan todos los indicadores así lo avalan, pero esta posición de despegue y consolidación de la economía malagueña se da de frente con un fenómeno que afecta en mayor o medida a la iniciativa privada: es la hiperregulación por parte de las administraciones públicas, que lastran la actividad del sector empresarial y que pueden poner en peligro el momento “estratégico” que vive la provincia a la hora de sacar adelante sus grandes proyectos de presente y sobre todo de futuro.

Así de contundente se ha mostrado esta mañana el presidente de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) y de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, quien incluso ha llegado a dejar sobre la mesa una petición explícita a todas las administraciones (local, regional y estatal): “Que nos dejen trabajar”.

En efecto, el escenario de consolidación de todos los marcadores económicos de la provincia aparecen recogidos en el Informe Socioeconómico 2016-17 que impulsa la CEM, un escenario que unido a los datos que acaban de conocerse sobre el paro -con más de 6.000 parados menos- permiten ser optimistas sobre el futuro. En este sentido, González de Lara ha confirmado que la creación de empleo “sigue siendo prioritaria tanto en Andalucía como en Málaga”, pero en el caso concreto de la provincia el presidente de la CEM y de la CEA se ha mostrado especialmente optimista “siempre y cuando todos rememos en la misma dirección”. Y es que es un hecho contrastado que la provincia es líder en el mapa regional, de modo que un tercio de la riqueza que se crea en Andalucía se hace desde la provincia de Málaga. “Málaga ha sido un fortín económico”, ha constatado el líder de los empresarios, quien ha valorado además que “si la provincia fue una de las primeras en notar los efectos de la crisis, también ha sido la primera en notar la recuperación de la actividad económica”.

Por sectores, todos aparecen con importantes incrementos según recoge el informe anual de la CEM: la agricultura (con subidas en la facturación del 13%), la consolidación de la construcción, el despegue del comercio (que ha aumentado en un 9% la firma de contratos), el transporte y la logística (con cotas de crecimiento superiores al 5,6%) y, sobre todo, la consolidación del turismo como gran motor del PIB nacional y local dibujan un escenario que al fin tiende a las luces.

En el apartado puramente empresarial, el presidente de la CEM y la CEA ha destacado que a pesar de que Málaga es líder regional en la creación de empresas (en 2016 se crearon más de 5.500, a razón de 15 al día), el gran reto que la provincia tiene por delante es el de la “consolidación del tamaño y la estructura”, es decir, que hay que aspirar a que el tejido pyme cada vez esté más fortalecido. Desde el punto de vista de los autónomos, durante el año pasado también hubo cifras récord de altas en este capítulo.

“La situación mejora claramente, pero hay que mantener el nivel de exigencia y esfuerzo, atraer la inversión y flexibilizar las posiciones”, ha destacado a modo de balance González de Lara, quien ha reivindicado los “enormes esfuerzos de ajuste que ha hecho el sector privado” y que ha pedido, como contrapartida, “una labor similar en el sector público”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos