Una empresa de turrones artesanos ocupará el local de la floristería Layen

Antigua floristería Layen. / Paula Hérvele

Sabor a España, una firma familiar, abrirá su segunda tienda en la capital a principios de noviembre

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Sabor a España ocupará el espacio dejado por la famosa floristería Layen en la calle Duque de la Victoria de la capital. Esta empresa familiar nacida en la localidad cordobesa de Lucena se especializará en la venta de turrones artesanos, chocolates y garrapiñadas y prevé abrir sus puertas el 1 de noviembre.

La nueva empresa abrirá así su segunda tienda en la capital, ya que en la actualidad cuenta con otro negocio en la calle Santa María. Fundada en el año 2014, esta firma tiene tiendas en Málaga, Granada, Sevilla y Córdoba, aunque sus propietarios han comenzado una importante expansión por todo el territorio nacional. La futura tienda tendrá 101 metros cuadrados y contará con una plantilla de, al menos, cinco trabajadores. Según ha podido saber este periódico, la apertura se retrasará unos meses porque el local debe someterse a una importante reforma.

Francisco Ramírez, uno de los dueños de la empresa, recuerda que la primera tienda la abrieron en 2014 en Ronda, aunque la tradición familiar se remonta al año 1909, cuando los abuelos de su madre comenzaron a elaborar turrones para venderlos en ferias. Desde entonces la familia se dedicó a la venta en fiestas y verbenas, algo que no dejaron hasta la apertura de la primera tienda.

Adelanta que en la tienda fabricarán continuamente de cara al público y que ellos se caracterizan por el olor que se respira en las calles en las que se instalan y por dar a probar todos sus productos. Igualmente dice que cuentan con una gran variedad de productos, la mayor parte de ellos elaborados en su fábrica de Lucena. El resto son productos de la tierra y artesanales, como vinos o aceites.

Para la futura apertura prevén contratar a cinco personas, para lo que han habilitado un correo electrónico para la recepción de solicitudes: saboraespañamlg@gmail.com. En este sentido, aseguran que será una de sus tiendas más importantes, por lo que no descartan contratar a más personas en función de cómo se desarrolle el negocio.

La propietaria del local y responsable de la Floristería Layen, Laura Ferrer, se mostró ayer encantada de anunciar la futura apertura de esta tienda. Tras haber recibido innumerables llamadas y mensajes con ofertas de todo tipo, cree que el tipo de negocio elegido es el más adecuado para la calle, ya que por ella pasa mucho turismo. “Ha tenido muchos novios, pero no queríamos meter más negocios de hostelería ni nada que no fuera acorde a la zona en la que nos encontramos”, resumió.

Sabor a España sustituirá en la calle a la histórica floristería, que cerró sus puertas a principios de año acuciada por la bajada de ventas tras la peatonalización de la calle. El histórico negocio había abierto en diciembre de 1967, acababa de celebrar sus bodas de oro y presumía de ser la primera floristería de la ciudad.

Fotos

Vídeos