La empresa del Hospital Pascual anuncia un ERTE por la falta de actividad del centro

Miembros del comité intercentros de la empresa en una imagen de archivo/SUR
Miembros del comité intercentros de la empresa en una imagen de archivo / SUR

Los trabajadores ignoran aún las condiciones del expediente de regulación de empleo de suspensión de contratos

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Los 68 trabajadores de la plantilla del Hospital Doctor Pascual tienen ante sí un futuro laboral muy incierto tras anunciar la empresa que va a poner en marcha un expediente de regulación de empleo de suspensión de contratos de trabajo (ERTE). El argumento dado por la empresa José Manuel Pascual Pascual S. A. es que el hospital «atraviesa por una grave situación derivada de la evidente y notoria falta de actividad». Así se dice en un escrito remitido al comité de empresa. Los problemas del Pascual se han ido acentuando en los dos últimos años y medio al no tener ya un concierto con la sanidad pública andaluza como sucedía desde que el centro hospitalario se puso en marcha en octubre de 1994. Casi el 90 por ciento de los pacientes atendidos en el Pascual eran remitidos por el SAS para aliviar su lista de espera.

El anuncio del ERTE ha supuesto un duro golpe para los trabajadores, que temen por sus puestos. Aunque ya se ha creado la comisión negociadora, el comité de empresa del Hospital Pascual desconoce las condiciones del expediente de regulación temporal de empleo e ignora qué personal se verá afectado ni cuánta duración tendrá. La empresa basa su decisión en que ante la falta de actividad es necesario adoptar medidas que garanticen la supervivencia del hospital y del empleo del personal. Sin embargo, todavía no ha concretado de qué modo aplicará el ERTE.

«Esta situación es angustiosa. Hay 68 trabajadores que desconocen cuál será su futuro», explicaron fuentes del comité de empresa. Más del 90 por ciento de la plantilla son mujeres. La media de antigüedad del personal es de 15 años. El comité está a la espera de empezar a negociar con la empresa las condiciones del ERTE. Aunque el Pascual se mantiene abierto, la presencia de enfermos es testimonial y se limita a algunas asistencias en urgencias y, hasta la semana pasada, a algo de cirugía estética con compañías privadas en los quirófanos del centro. «Estamos abiertos, pero sin pacientes», indicaron fuentes consultadas. En los más de 20 años de colaboración entre el Pascual y la Consejería de Salud, unos 300.000 pacientes fueron intervenidos quirúrgicamente en los quirófanos del centro hospitalario, que se abrió como un hospital privado con uso casi público, ya que el SAS era su principal y mayoritario cliente.

Temas

Sas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos