Emasa impulsa obras para mejorar la respuesta de la ciudad en caso de lluvias

Emasa impulsa obras para mejorar la respuesta de la ciudad en caso de lluvias

La empresa municipal destinará 1,3 millones a separar redes de pluviales y fecales

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Emasa acometerá una veintena de actuaciones en el próximo año destinadas a mejorar la red de saneamiento para, a su vez, mejorar la capacidad de respuesta de la ciudad en caso de lluvias. De los 3,9 millones que recibirá del Ayuntamiento a través del plan de inversiones financieramente sostenibles, la empresa municipal tiene previsto destinar un tercio (1,3 millones) a corregir algunas de las principales deficiencias de la red de alcantarillado, que no está dimensionada para evacuar el caudal en los barrios más antiguos puesto que las aguas fecales y las pluviales comparten tuberías. Lejos de ser una excepción, esta circunstancia se da en la mitad de la ciudad y es una de las causantes de que algunas calles se aneguen cada vez que las nubes descargan con fuerza porque las canalizaciones no tienen capacidad de drenaje y también de que la lluvia remueva los residuos sedimentados provocando malos olores, como los que se registraron hace un mes.

Si en el último año se han separado las redes en distintos puntos de la zona Este, Guadalmedina, Guadalhorce, Campanillas, Huelin y La Misericordia, en los próximos meses se invertirán 1,3 millones para hacer lo propio en varias zonas de Carretera de Cádiz como La Isla y Sor Teresa Prat, además de Pedregalejo, avenida de Cervantes y Cortijo de Mazas. Junto a estas obras, también destacan la instalación de trampas de sólidos en las tuberías situadas junto a cabeceras de arroyos para evitar que los arrastres taponen las conducciones.

Por la cuantía de la inversión, 700.000 euros, una de las actuaciones más destacadas que se financiarán con esta partida del Ayuntamiento procedente del remanente de tesorería de 2016 es la creación de una estación de tratamiento de aguas de tormenta en la depuradora del Guadalhorce que permitirá reducir la presencia de toallitas en los aliviaderos.

De forma paralela, también se van a ir incrementando las redes de baldeo que Emasa está creando en la ciudad para aprovechar recursos subterráneos para la limpieza de la ciudad. Así, están proyectados dos nuevos puntos en Alegría de la Huerta y la zona baja de El Palo, así como la ampliación del construido en Miraflores de los Ángeles para llegar a la barriada Parque Victoria Eugenia. Además, se va a instalar una dársena de carga en el depósito de Huelin y se mejorará el aporte de agua a la Laguna de la Barrera.

“Es un plan ambicioso y sensato porque nace de los equipos técnicos de Emasa y también de las peticiones vecinales”, ha afirmado el concejal de Economía, Carlos Conde, quien ha destacado que estas actuaciones “mejorarán el saneamiento y la red de pluviales para que Málaga esté más fortalecida ante las lluvias torrenciales”. En este sentido, el edil ha asegurado que con la puesta en marcha de este plan se empieza a cumplir “acuerdo de Pleno por el que Emasa se comprometía a realizar inversiones de 56 millones de euros en los próximos 20 años para cubrir las necesidades de infraestructuras hidráulicas”. Sobre esta cuestión, cabe recordar que ante la negativa de toda la oposición municipal a financiar las obras mediante un canon en la factura del agua, la Corporación acordó que 56 millones los asumiera Emasa y los 72 restantes se le pidieran a la Junta de Andalucía a través del canon de depuración. “Esperamos ahora que la Junta cumpla”, ha remarcado Conde.

Por su parte, el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez, ha afirmado que “aunque nunca se puede decir que la ciudad está asegurada en caso de lluvias, la realidad es que cada año está mejor”.

Temas

Emasa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos