Emasa hace balance de su déficit de infraestructuras para justificar el canon

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La Empresa Municipal de Aguas ha hecho balance de su déficit de infraestructuras para argumentar la propuesta que el pasado lunes lanzó su gerente, Juan José Denis, en el consejo de administración respecto a la posibilidad de cobrar un recargo o canon especial en el recibo del agua para el pago de obras pendientes. En el documento que se expuso a los grupos políticos, se apunta que aún no se han renovado 50 kilómetros de canalizaciones compuestas por tubos de hormigón con una camisa de chapa en las que se producen fugas, pérdidas de presión y hundimientos. Esto tendría un coste de unos 25 millones de euros.

Asimismo, se hace alusión a la necesidad de eliminar las tuberías de fibrocemento, que están prohibidas desde 2001. Según se apunta en el documento, aunque Emasa las viene sustituyendo desde el año 1986, todavía constituyen el 40% de la red y abarcan 736 kilómetros, con diámetros comprendidos entre 5 y 60 centímetros.

Para dar respuesta a estas necesidades se proponen proyectos por valor de 130,6 millones de euros en total que abarcan toda la ciudad. Entre ellos se citan varios para la sustitución de canalizaciones y la mejora de estaciones de bombeo de aguas residuales que paliarían la presencia de residuos en las playas. También se incluyen una red de unos 18 kilómetros para reutilizar para riego el agua recicladas en las depuradoras delGuadalhorce y el Peñón delCuervo (con un presupuesto de 6,2 millones de euros); nuevas estaciones de bombeo de aguas residuales en Guadalmar y La Malagueta; y la construcción de tanques en la zona del paseo marítimo de Poniente y en el polígono de SanRafael para almacenar el agua de lluvia de forma que no colapse la red de saneamiento.

Fotos

Vídeos