Educación recomienda a los centros realizar actividades por el Día de la Memoria Histórica

Exposiciones en el Gaona, visita a lugares señalados de la desbandá en Torrox, homenaje a las víctimas en Las Lagunas, entre los actos de hoy

F. GUTIÉRREZ MÁLAGA.

Los centros escolares andaluces se suman este año a la conmemoración del Día de la Memoria Histórica y Democrática, que se celebra cada 14 de junio. Es la primera ocasión que la Consejería de Educación introduce la celebración de actividades en el calendario escolar. Lo hizo a través de una instrucción publicada a finales de mayo, en desarrollo de la ley andaluza de Memoria Histórica. No son actividades obligatorias, ya que la instrucción señala que en virtud de la autonomía pedagógica, programarán actividades para la conmemoración del Día de la Memoria Histórica, cuyo objetivo es impulsar actos de reconocimiento y homenaje a las víctimas del golpe militar de 1936 y la dictadura, con el objetivo de mantener su memoria y reivindicar los valores democráticos y la lucha del pueblo andaluz por sus libertades.

Testimonio de los abuelos

Algunos centros han programado actividades especiales para este jueves. Exposiciones de fotografías, relatos de los testimonios recogidos de abuelos y familiares que padecieron la represión o visita a lugares de interés histórico. En el IES Vicente Espinel, el Gaona, se ha organizado una actividad conjunta entre alumnado y profesorado, con una serie de exposiciones: en una se ha recuperado la memoria gráfica del instituto, desde la II República a la democracia. Y en otra se han centrado en el papel de mujeres pioneras, también en este mismo periodo histórico. Los alumnos han preparado un corto, que se proyectará hoy, en el que dan testimonio del trabajo de sensibilización que han realizado sobre esta materia y los testimonios de abuelos y abuelas con las que han hablado para recoger sus vivencias.

En el colegio Custodio Puga de Torre del Mar se ha estado trabajando en los últimos días sobre el episodio histórico de la desbandá, la huida de malagueños republicanos hacia Almería y los bombardeos a los que fueron sometidos. Y la historia del farero Anselmo Vilar, que apagó la luz del faro y salvó vidas humanas. Los alumnos visitarán el monolito colocado junto a la estación de autobuses que recuerda aquellos sucesos históricos y leerán los testimonios que ha recogido de sus abuelos o bisabuelos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos