Las ediles de Málaga Ahora renuncian a ser rey Baltasar en favor de una persona negra

Torralbo, Galindo y Jiménez/P.R.Q.
Torralbo, Galindo y Jiménez / P.R.Q.
La Casona del Parque

Le enviarán una carta al alcalde para decirle que es «antediluviano» tintarse con betún y que en Málaga hay mujeres y hombres de color para representarlo

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Mientras que Fernando Wilson azuza a su gente de Fiestas en el patio de Banderas para acabar el belén municipal en los primeros días de diciembre, la concejala del área Teresa Porras se prepara para encender las luces de Navidad mañana viernes 24 justo un mes antes de la fecha real de la Pascua. El sino de los nuevos tiempos.

Empezaba a tocar hablar de la cabalgata de Reyes, ayer se debatía el asunto en la segunda planta de la Casona. Toda la oposición apuntaba a que es el turno Málaga Ahora para que una de sus concejalas sea la elegida para representar al rey Baltasar. A saber. El mandato municipal empezó en 2015, ese año Baltasar lo encarnó el entonces viceportavoz y ahora portavoz Carlos Conde por el PP;el año siguiente, 2016, le tocaba al PSOE y el elegido fue el portavoz en la Diputación Francisco Conejo, y esta edición todos presumen que le tocaría la vez a Málaga Ahora, aunque su número de concejales mermó de cuatro a tres con la salida de Juanjo Espinosa, y tres concejales tiene también Ciudadanos, aunque menos votos.

Pues bien, asumiendo Málaga Ahora que es su año por esas tradiciones orales no escritas y costumbres que se acaban convirtiendo en leyes, las tres concejalas de esta formación Ysabel Torralbo, Rosa Galindo e Isabel Jiménez, han decidido enviar una carta al alcalde Francisco de la Torre en la que rechazan ser rey mago en favor de un hombre o una mujer negra, «que podría pertenecer a cualquier colectivo social de Málaga, y que tuviese vinculación con Málaga Ahora» explicaba Torralbo. Y añadía:«Hace mucho tiempo que hay personas negras nacionales y residentes en Málaga, y en caso de que no los hubiese tenemos más de 400 encerrados en la prisión de Archidona», explicaba con cierto enfado.

Cuando se le preguntaba el por qué de esta decisión, Torralbo apuntaba que es «antediluviano» que en el siglo XXI un rey mago tenga que tintarse con betún, que si hay que cumplir con las tradiciones, la tradición dictaba que era una persona de color y que lo importante e interesante sería dejar a esta minoría étnica su espacio.

De hecho, los técnicos del grupo añadían que hay zonas de Estados Unidos en las que está prohibido este tipo de prácticas, es decir suplantar en representaciones a las distintas etnias, cuando hay personas de las mismas que pueden realizar el encargo, y el hecho de que no lo hagan supone una «discriminación racial».

Para Torralbo, este cambio de rumbo supondría una medida para luchar contra el racismo y la xenofobia. «En los países europeos debemos dar su espacio a las personas negras para que la gente se sensibilice con su situación y vean que forman parte de la sociedad», y añadía que de hecho hay antiguas colonias españolas como Guinea Ecuatorial de las que han venido muchos ciudadanos a vivir a España, y que participan de nuestras costumbres.

En fin que parece que el belén se ha armado antes de tiempo, aunque hay una plaza vacante de rey mago Baltasar, que debería, según la costumbre, ocupar un concejal del Ayuntamiento de Málaga. Los cofrades y periodistas interesados en hacer el papel de Melchor y Gaspar que no se preocupen, que estos puestos parece que no están en juego.

Sólo queda por saber en qué quedará esta crisis con el rey mago negro, el preferido de muchos niños, cómo actuará De la Torre y qué dirá su concejala de Fiestas, Teresa Porras del envite. Sin haberse llegado a montar, el belén municipal podría andar cojo de una figura esencial. ¿Estimará el alcalde esta sugerencia de Málaga Ahora? ¿Pensarán los ediles que se rompe con la tradición de que sea uno de ellos habida cuenta de que todavía no hay personas de color en la Corporación? ¿Podría saltar de grupo municipal la propuesta de ser rey mago? Habrá que estar atentos a ver qué dice el regidor ante este nuevo posicionamiento. Si es por la tradición no escrita, la decisión sobre estos asuntos es también es una ‘prerrogativa’ del alcalde.

Comisión de Medio Ambiente.
Comisión de Medio Ambiente.

Que conste en acta que se corta el aire

El parque que el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, presentó para Campanillas en la zona Huertecilla Mañas, Pilar del Prado y Oliveros en la comisión de Medio Ambiente salió adelante por unanimidad, lo que no es del todo común en estas sesiones. En principio debiera haber sido un momento de cierta satisfacción, que se nubló por el rifirrafe sobre este espacio que mantienen los naranjas con el PSOE, o quizás al revés, ya que fueron los socialistas los que empezaron con las tiranteces. El caso es que Cassá expuso la intención de su grupo y le tocaba hablar a la socialista Begoña Medina quien dijo que el PSOE ya había pedido un parque aquí en 2005, 2007, 2012, 2016 y 2017. A lo que Cassá le contestó que no sólo hay que pedir sino sentarse a negociar, «fajarse y negociar y ver las cosas hechas realidad».

Medina, jactanciosa, decía alegrarse de que Cassá cogiera las iniciativas del PSOE y le achacaba que a la misma, vista en octubre de 2016, el grupo naranja votó en contra. Cassá contraatacaba diciendo que constara en acta que mentían y que se posicionaron a favor.

Una vez acabada la comisión, y sin Cassá delante, Medina pidió que constara que C’s sí votó en contra, y remitió a las actas. Bien es cierto que en ese punto de octubre de 2016 los naranjas votaron en contra, pero también es meridiano que lo hicieron a favor en enero de 2017. Peroes más cierto aún que entre los naranjas y los socialistas se corta el aire. En redes sociales y en vivo en directo. Que conste en acta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos