Echeverría: nuevas quejas por ruidos

Estación de Echeverría de El Palo donde recargan agua los vehículos de Limasa.
Estación de Echeverría de El Palo donde recargan agua los vehículos de Limasa.
COSAS DE LA CIUDAD

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

De nuevo recibimos protestas por las molestias que ocasiona el ruido de la carga de agua de las máquinas de limpieza. La denuncia parte del consorcio de asociaciones de vecinos recientemente constituido bajo la denominación ‘Regeneración de El Palo’, que se queja a consecuencia de los ruidos que dicen desde las 7.30 horas de la mañana provocan los camiones de recarga de Limasa en la estación de riego ubicada a la altura del número 5 y 7 de Echeverría de El Palo. En un escrito dirigido a este periódico, esta asociación indica que «el hartazgo vecinal es mayor si cabe porque estos molestos ruidos que interrumpen su descanso en detrimento de la salud de los ciudadanos podrían remitir simplemente apagando el motor de los vehículos de carga de agua, actuación que muy a pesar de la consideración de algunos de los operarios que efectúan este servicio, no pueden realizar ya que no pueden apagar el motor porque es un medidor de sus tiempos de trabajo, es decir, que por un control que obliga a los operarios a mantener los motores de esos vehículos en marcha, los vecinos colindantes a esta estación de riesgo han de soportar semejante incómoda situación».

Se trata de un lugar de paso obligado para las máquinas y camiones de Limasa, que la utilizan para recargar las cisternas para la limpieza de las calles. Sin embargo, los vecinos aseguran que el horario establecido no tiene en consideración el derecho al descanso de los residentes en la zona y el ruido de los camiones les desvela cada mañana, por lo que piden una solución.

Las quejas por estos ruidos y otros derivados de la utilización de máquinas de la limpieza de madrugada y a primeras horas de la mañana han generado más de una protesta ciudadana. Tal es así que de cara al próximo contrato de limpieza, una vez concluya el actual que presta la empresa Limasa III, el Ayuntamiento ha anunciado que constituirá una prioridad del pliego de condiciones técnicas para la limpieza y recogida de residuos urbanos el empleo de vehículos de recogida y medios mecánicos de limpieza lo más silenciosos posibles, para que, en el desarrollo diario habitual de dichas operaciones, las posibles molestias a los vecinos sean las mínimas posibles, según manifiesto en su momento Luis Medina-Montoya, director general de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Málaga. Algo que será muy bien recibido por los vecinos, pues las quejas por el exceso de ruido en los trabajos no ya solo de barrido sino de recogida de los contenedores y otras tareas como la carga de agua son más que frecuentes.

Chatarreros en la calle.

Cristo de la Epidemia: chatarreros ensucian la calle

Cada vez hay más personas que rebuscan en los contenedores de basuras para tratar de encontrar algo de valor que vender y con lo que obtener algo de dinero. En muchas ocasiones algunas de estas personas revuelven todo el contenido de los contenedores, van sacando y abriendo bolsas de basuras y luego lo dejan todo desparramado junto al contenedor, ensuciando las calles.

Un vecino de la zona de la calle Cristo de la Epidemia fue testigo hace unos días de la actuación de unos chatarreros, que en la esquina de esa calle con Ramírez de Madrid dice que empezaron a romper una vitrocerámica que había en un contenedor, dejando los cristales esparcidos por todos lados para luego no llevarse nada. Juan Emilio K. dice que la calle estaba limpia y que esos chatarreros la dejaron sucia a más no poder. Se pregunta qué se puede hacer para evitarlo.

Fotos

Vídeos