Dueños de pisos vacíos tienen dos meses para ofrecérselos al Ayuntamiento por 60.000 euros

Dueños de pisos vacíos tienen dos meses para ofrecérselos al Ayuntamiento por 60.000 euros

El Instituto Municipal de la Vivienda vuelve a salir al mercado para comprar inmuebles y ponerlos a disposición de familias en régimen de alquiler

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El Ayuntamiento de Málaga vuelve a salir al mercado inmobiliario en busca de pisos vacíos y relativamente baratos para comprarlos y ponerlos a disposición de las familias que lo necesiten en régimen de alquiler. Durante los próximos dos meses, los dueños de inmuebles en desuso (particulares, bancos o promotoras) que no encuentren comprador tienen una nueva oportunidad para darle salida a través de la cuarta convocatoria del plan de compra de viviendas impulsado por el Consistorio para luego alquilárselas a familias en riesgo de exclusión social por una mensualidad que oscilará entre los 150 y los 200 euros.

Eso sí, quienes aspiren a embolsarse más de 60.000 euros que se vayan olvidando, porque ése es el precio máximo que está dispuesto a pagar el Instituto Municipal de la Vivienda, que va a destinar una partida de 750.000 euros. Este presupuesto daría para un mínimo de 12 inmuebles, aunque en el Consistorio confían en que sean algunos más teniendo en cuenta las experiencias anteriores. Esta iniciativa, que se puso en marcha en 2014, ha posibilitado la adquisición de 44 viviendas con un desembolso total de 2,25 millones de euros.

El plan

Localización
En esta edición, el Ayuntamiento sólo adquirirá viviendas ubicadas en los distritos Centro, Carretera de Cádiz, Cruz del Humilladero, Bailén-Miraflores, Teatinos y Ciudad Jardin
Precio máximo
60.000 euros
Tipo de vivienda
Mínimo de dos dormitorios, cocina, baño y salón, con una antigüedad máxima de 50 años, que esté listo para entrar a vivir, accesible para personas con problemas de movilidad y que esté libre de cargas
44
pisos lleva adquiridos el Ayuntamiento de Málaga en las tres ediciones anteriores de esta iniciativa, que han supuesto un desembolso total de 2,25 millones de euros

La principal novedad respecto a ediciones anteriores es que para diversificar las zonas de actuación esta vez sólo se aceptarán ofertas procedentes de los distritos Centro, Carretera de Cádiz, Cruz del Humilladero, Bailén-Miraflores, Teatinos y Ciudad Jardín.

En cuanto al resto de requisitos, son los mismos que hasta la fecha. Así, las casas que sean ofertadas deben tener un mínimo de dos dormitorios, cocina, baño y salón, además de ser accesibles para personas con problemas de movilidad. Del mismo modo, tanto las viviendas en sí como las zonas comunes del edificio tienen que estar en buen estado de conservación, habitabilidad y accesibilidad. Podrán ser nuevos o de segunda mano, pero siempre que la antigüedad no sea superior a 50 años. Igualmente, deberán estar libre de cargas y gravámenes, arrendatarios y ocupantes. Si se trata de viviendas de nueva construcción, la compraventa estará sujeta a IVA, mientras que las que hayan pasado por varias manos quedan exentas del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales dado su carácter social.

Tal y como recogía ayer el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), el plazo para la presentación de ofertas se mantendrá abierto hasta el 15 de marzo. Los interesados deberán entregar sus propuestas en el IMV, en el número 22 de la calle Saint Exupery (frente al centro comercial Alameda). Una vez recibidas todas las ofertas, los técnicos municipales se encargarán de valorarlas y revisar las viviendas para comprobar su estado y el resto de requisitos establecidos.

En cuanto se formalice la compraventa, las viviendas serán ofrecidas en régimen de alquiler a familias con necesidades urgentes de un techo, como las procedentes de desahucios hipotecarios o por impagos de alquiler, víctimas de violencia de género o personas mayores que no tienen apoyo familiar y sus ingresos no les dan para afrontar un alquiler.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos