Dudas sobre la candidatura sanchista a liderar el PSOE

López y Conejo en el último congreso. / Paula Hérvele
Crónica política

Pospuesta la presentación del aspirante Ignacio López mientras que algunos afines a Pedro Sánchez intentan convencer a Ferraz de que la mejor opción para vencer al oficialismo es Soraya García

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Crecen las dudas sobre la candidatura de los sanchistas en la provincia a la secretaría general del PSOE de Málaga. La presentación de su aspirante, Ignacio López, prevista para el mediodía de ayer en el Palmeral de las Sorpresas fue desconvocada a primera hora por motivos «estrictamente personales» del candidato, según fuentes consultadas, que añadieron que la decisión de plantar batalla por el liderazgo del partido es firme, se mantiene y se prevé visualizar en los próximos días –la ciudad entra hoy en ocho días de feria–. Sin embargo y sin poner en duda la versión oficial dada, la suspensión ha vuelto a poner sobre la mesa la incertidumbre sobre la candidatura de los afines al secretario general federal, Pedro Sánchez.

Y es que dentro del sanchismo malagueño hay división y no todos son partidarios de que López, miembro de la ejecutiva federal, se presente. En este sentido, cabe recordar que Jorge Gallardo, alcalde de Cártama, y Javier García León, secretario general del PSOE de Fuengirola, ya hicieron público hace unas semanas que su apuesta es Soraya García Mesa, alcaldesa de Benaoján, integrante de la actual ejecutiva provincial pero distanciada en los últimos tiempos del equipo del secretario general saliente, Miguel Ángel Heredia, y que ya anunció su precandidatura hace varios días.

A este respecto, fuentes consultadas explicaron que desde este grupo de sanchistas, que sigue manteniendo interlocución con la dirección nacional, se está haciendo llegar a Ferraz –sede nacional del PSOE– que García Mesa es la opción con mayor garantía para vencer al oficialismo en la provincia, que estaría encarnada por el aspirante José Luis Ruiz Espejo, delegado de la Junta en la provincia. Este grupo, añadieron las fuentes, estarían haciendo valer el argumento de que el hecho de que López se presente y finalmente no logre los avales o no gane sería un golpe para Sánchez, que sería utilizado por los susanistas en su contra, ya que es miembro de su ejecutiva federal y sería visto como el candidato de Sánchez.

Preguntado sobre este asunto, Gallardo se limitó a subrayar que la mejor opción para desbancar a Heredia y Francisco Conejo es una candidatura conjunta de todas las sensibilidades de la provincia y que está trabajando en unir a sanchistas y susanistas para un proyecto de PSOE unido en Málaga. Además, subrayó que defiende esa unidad y no propuestas personales de nadie.

Varios interlocutores

Pero además del alcalde de Cártama, Ferraz tiene otros interlocutores dentro del sanchismo en Málaga, entre ellos los que defienden la candidatura de Ignacio López –este periódico intentó ayer hablar con él sin conseguirlo– y recuerdan que fue uno de los primeros en apoyar a Pedro Sánchez en la provincia y de poner en marcha la plataforma de apoyo al secretario general en Málaga para las primarias del pasado mayo. Este grupo, lo que se ha dado en llamar, en determinados círculos políticos, como los sanchistas ‘pata negra’ sigue defendiendo que López –varios comentarios corrieron ayer como la pólvora apuntando a que el propio Sánchez habría hablado con él– se presentará en los próximos días, aunque sin poner fecha, según las fuentes consultadas. En este grupo, por otro lado, hay alguna facción que considera que Ignacio López no es el candidato ideal y que se debería buscar otro cabeza de cartel.

Del nivel de división entre los sanchistas da cuenta el tuit puesto ayer por el histórico Luis Reina dirigido a Sánchez en el que se leía: «Pedro te estás equivocando con Málaga. La verdad no la tiene Cártama. Desconfía de él». Un mensaje que deja a las claras que son varios los interlocutores sanchistas malagueños que están hablando con la dirección federal sobre la situación política y las opciones que tienen en una provincia, donde la batalla por el liderazgo del PSOE va a dejar heridas y cicatrices que el nuevo secretario general deberá ‘sanar’ como primera medida.

Fotos

Vídeos