Doble encuentro en la Casa Diocesana

La Casa Diocesana de Málaga acoge tanto las jornadas nacionales sobre la Biblia como las de Liturgia./Juan Manuel sánchez la chica
La Casa Diocesana de Málaga acoge tanto las jornadas nacionales sobre la Biblia como las de Liturgia. / Juan Manuel sánchez la chica

Expertos mundiales en la Biblia y en la Liturgia se dan cita desde mañana en Málaga

BEATRIZ LAFUENTE MÁLAGA.

La Casa Diocesana de Málaga acoge a partir de mañana las XXVIII Jornadas de la Asociación Bíblica Española, bajo el título '¿Ni judío ni griego? El cristianismo como nueva forma de vida'. Este mismo día y en el mismo lugar comenzarán las XLII Jornadas de la Asociación Española de Profesores de Liturgia, cuyo eje central será la 'Liturgia y Reforma Luterana'.

La directora de la Asociación Bíblica Española y doctora en Teología, Carmen Bernabé, afirma que «las jornadas que se van a celebrar en Málaga harán una aproximación a los primeros creyentes en Jesús desde diferentes puntos de vista. La religión en el Mundo Antiguo iba muy unida al pueblo o a la 'polis' a la que se pertenecía y por tanto si se era judío de nacimiento se pertenecía al judaísmo, si se era griego se practicaba la religión propia de su ciudad, etc. Sin embargo, el cristianismo amplia esa concepción, al pasar por encima de la etnia o la pertenencia a un pueblo, y por eso tiene una identidad diferente. Entre los puntos a tratar se verá cómo los romanos veían a los seguidores de Jesús y qué escribían sobre ellos, así como la reacción de los cristianos ante dicha visión».

Para Bernabé «es importante seguir estudiando la Biblia a día de hoy, ya que plasma, por escrito y en géneros literarios muy diversos, la experiencia de unas personas de haberse encontrado con Dios en su historia. La experiencia de que Dios se les había hecho presente, les había salido al encuentro y que ese encuentro había sido profundamente humanizador y liberador. Y lo ponen por escrito para que otros puedan hacer esa experiencia tan transformadora y vital que han vivido y quieren transmitir».

Ahora bien, «como dice el Concilio Vaticano II, esta experiencia la comunican con sus habilidades personales y artísticas, muy diferentes a las de nuestra época. Este hecho hace que sea necesaria la interpretación del texto. Primero para saber qué querían decir, cuál era el mensaje liberador, la Buena Noticia. Y en segundo lugar, qué dice hoy a la comunidad creyente. La fe religiosa que contiene la Biblia como libro sagrado debe hacer una lectura crítica del mismo siguiendo un proceso preciso; de lo contrario, se puede caer en un reflejo empobrecedor de los propios presupuestos o en ciertas lecturas fundamentalistas de consecuencias nefastas de las que existen muchos ejemplos en la historia y en la actualidad. Se trata de hacer hablar con sentido para hoy al texto que es referencia para la comunidad creyente».

El profesor de Sagrada Escritura y Dean de la Catedral de Málaga, Antonio Aguilera, explica que «los miembros de la Asociación Bíblica están, indudablemente, entre los mejores estudiosos, investigadores y profesores de la Biblia en España. Y sabemos muy bien que la Biblia, que recoge y nos ofrece en sus páginas la revelación de Dios a los hombres, la Palabra de Dios, es lámpara para nuestros pasos. Conocer la Sagrada Escritura es esencial para todo creyente y esencial para toda persona de buena cultura».

De la liturgia a la fe

En cuanto a las Jornadas de la Asociación Española de Profesores de Liturgia que se celebran estos mismos días, el delegado diocesano de Liturgia de Málaga y doctor en Sagrada Liturgia, Alejandro Pérez Verdugo, afirma que «en Málaga estudiaremos, la 'Liturgia y Reforma luterana', con motivo del 500 aniversario de dicha Reforma. Dependiendo de la reflexión litúrgico-teológica, sea católica, sea luterana, emana un modelo litúrgico u otro, con evidentes elementos de similitud y una fuente común, también con aspectos divergentes. La celebración litúrgica pone contenido, 'cuerpo', e ilumina aquello que creemos, reflexionamos y pensamos; del mismo modo, lo que creemos y reflexionamos, finalmente, es lo que celebramos».

El presidente de la Asociación Española de Profesores de Liturgia, el sacerdote Jaume González Padrós, explica que «durante estos días van a «reflexionar sobre cómo el contenido mismo de la liturgia influye en la fe. La relación entre fe y liturgia. En la liturgia Dios por Jesucristo sigue tocándonos y divinizando con la fuerza de su Espíritu Santo. La liturgia no es otra cosa que la mismísima encarnación del Hijo de Dios ahora y aquí. No puede haber una fe cristiana sin liturgia, sería como decir que puede haber una fe cristiana sin Cristo, es decir, sin profesar que Dios se hizo hombre en Jesucristo y esto es imposible. La celebración litúrgica forma parte de la misma entraña de la fe cristiana, ayer y hoy. No está sometida a los vaivenes de la historia, porque no depende del hombre, depende de Dios que se entrega para salvar al hombre».

Fotos

Vídeos