«He discutido con un conocido y quería rajarme»

Vista del barrio de Ciudad Jardín, escenario de los hechos.
Vista del barrio de Ciudad Jardín, escenario de los hechos. / Salvador Salas

La Policía Local de Málaga sorprende con una faja llena de cuchillos a un hombre de 40 años que amenazaba con matar a un conocido

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

"He discutido con un conocido y quería rajarme, he tenido que refugiarme". La denuncia de la víctima cobró total sentido cuando la Policía Local encontró al supuesto autor de las amenazas, un hombre de 40 años que, entre las ropas, llevaba oculta una faja llena de cuchillos, según confirmaron fuentes policiales.

Los hechos sucedieron a última hora de la tarde del lunes en la calle Pintor Ramos Rosas, en el distrito de Ciudad Jardín. Sobre las 19.00 horas, la sala del 092 recibió una llamada de un ciudadano que alertaba de que se estaba produciendo una reyerta entre dos hombres en plena vía pública. El informante aseguraba que uno de ellos llevaba un arma blanca.

Una patrulla de la Policía Local se desplazó al lugar para comprobar la veracidad del aviso. Al llegar, los agentes encontraron a la supuesta víctima, un hombre de 46 años que reside en la mencionada calle. Estaba muy nervioso. Cuando los funcionarios lograron tranquilizarlo, el individuo les contó que había tenido una fuerte discusión con un conocido -no aclaró el motivo- y que éste le había amenazado con "rajarlo" con un cuchillo.

El hombre mostró a los agentes su preocupación de que le ocurriera algo mucho más grave, ya que, según dijo, el sujeto que lo amenazó era "muy violento" y lo estaba buscando "para matarlo".

Los policías locales hicieron gestiones para tratar de localizar al supuesto autor de las amenazas. No tardaron en encontrarlo. Sobre las ocho de la tarde, cuando patrullaban por allí, los agentes fueron avisados por varias personas que les indicaron que el individuo había estado en un bar de la zona y que, al levantarse la camiseta, dejó ver un cinturón lleno de cuchillos que llevaba adosado al cuerpo. Los testigos aseguraban que lo habían visto marcharse en dirección a la calle Llobregat.

Los funcionarios se dirigieron hacia el lugar indicado y encontraron, escondido tras un coche, al presunto autor. Según las fuentes, el individuo estaba apostado en un punto estratégico desde el que podía ver llegar a la víctima al inmueble donde reside, lo que daba aún más crédito a las supuestas amenazas que ésta decía haber sufrido.

Tras leerle los derechos e informarle de que estaba detenido por un presunto delito de amenazas con arma blanca, los policías locales cachearon al individuo y le encontraron, tal y como habían indicado los testigos, una especie de cinturón-faja en el que portaba, en los huecos correspondientes, un total de cuatro cuchillos de cocina.

El detenido fue trasladado al centro médico de la calle Reboul para que lo asistieran por si había resultado herido, pero declinó ser examinado por un médico. A continuación, lo condujeron a la Comisaría Provincial para instruir las diligencias del caso. Ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial junto con el atestado confeccionado y los cuchillos que le intervinieron.

Fotos

Vídeos