Discurso de Manuel Castillo en los XVIII Premios Malagueños del Año

Manuel Castillo, durante su intervención./Salvador Salas
Manuel Castillo, durante su intervención. / Salvador Salas

Manuel Castillo
MANUEL CASTILLOMálaga

¡Hemos vuelto! Estamos aquí de nuevo. Y eso es una alegría para todos nosotros. Gracias por estar aquí y compartir con una noche tan especial.

Esta noche vamos a reconocer a una serie de malagueños que por sus logros y valores son merecedores de nuestra admiración. Pero también estamos aquí para renovar ante todos ustedes el compromiso de SUR con los valores que inspiran su trabajo periodístico. La honestidad, la independencia, la pluralidad y el compromiso firme e inequívoco con la verdad. Y lo hacemos en esta gala que cumple su decimoctava edición y que en esta ocasión celebramos conjuntamente con Unicaja Banco, otra de las empresas de aquí que este año, además, se merece una felicitación muy especial por su exitosa salida a Bolsa.

La misión de SUR es responder a la confianza que millones de lectores han depositado en nosotros desde hace casi un siglo, 80 años, para ser más exactos. Estamos convencidos de nuestro papel en la sociedad como fuente de información veraz y fiable, como ágora del debate ciudadano, como control de los poderes económicos, sociales y políticos a través de la transparencia y la información.

Y todo ello es hoy más importante que nunca. Los nuevos tiempos han traído avances extraordinarios que mejoran nuestras vidas, pero también amenazas importantes. El ruido, las noticias falsas o 'fake news', la manipulación informativa y la demostrada intoxicación de la opinión pública en procesos electorales y sociales exigen de todos nosotros, como sociedad, la determinación de defender la verdad y de proteger la credibilidad.

Una sociedad que aspire a ser mejor, más tolerante, demócrata, igualitaria y solidaria, necesita medios de comunicación solventes, sin servidumbres ni ataduras, y entregados al objetivo de responder sólo ante sus lectores. Son estos medios los que se hacen escuchar entre tanto ruido para aportar contexto, análisis y, sobre todo, datos ciertos, veraces y fiables.

Muchas veces me preguntan por la ideología de SUR. Y mi respuesta es siempre la misma: nuestra ideología es nuestro territorio, Málaga, y el interés general de la sociedad malagueña. Plural y transversal, defendiendo la libertad de información y de expresión y dando voz a todos, especialmente a los más débiles frente a los poderosos. Por eso creemos en la solidaridad, en la justicia social, en la igualdad entre hombres y mujeres, en la educación y en el progreso.

Y sabemos que no siempre vamos a contentar a todos; ni queremos hacerlo. Ese es uno de los síntomas de nuestro compromiso: buscar la verdad aunque esa verdad no le guste a todo el mundo. Aunque sea incómoda. Buscar el análisis y el contexto. Meternos en todos los jardines que hagan falta con la tranquilidad del desapego al poder y el respaldo de un grupo como Vocento que lleva en su ADN los valores del buen periodismo.

Estos años hemos afrontado, como todo el sector a nivel mundial, una extraordinaria transformación para adaptarnos a los nuevos tiempos. Son años muy duros, pero tenemos la recompensa de tener más lectores que nunca en nuestra historia y, lo que es más llamativo, desde 2012 hemos ganado año a año cuota de mercado hasta alcanzar el 72 por ciento en el mercado de prensa de pago. Cada día SUR responde a 136.000 lectores en papel y 300.000 usuarios únicos, además de varios cientos de miles de seguidores través de las distintas redes sociales. SUR es hoy el periódico local más leído en su provincia de Andalucía y referente en España por su transformación digital. Y eso, les puedo asegurar que es fruto del enorme esfuerzo que realizan día a día todos los periodistas, administrativos y comerciales de SUR. Y también, todo hay que decirlo, a la confianza que miles de empresas depositan en los diferentes soportes de SUR, en español, en inglés, en alemán o en ruso, en papel o en digital y en todos los eventos que organizamos.

Gracias a todos por leernos, por ayudarnos a ser mejores con la crítica y también con el elogio. Siempre digo que SUR no nos pertenece, pertenece a sus lectores. Y por eso SUR va a ser lo que los malagueños quieran que sea. Lo que ustedes quieran que sea. Y pueden estar seguro de una cosa: no les fallaremos. Podremos equivocarnos, pero siempre, todos y cada uno de los que nos dejamos la vida en SUR, a los cuales desde aquí va mi admiración, estaremos ahí ejerciendo este apasionante y bonito oficio del periodismo, caiga quien caiga y cueste lo que cueste.

Antes de terminar, quería tener un recuerdo para el periodista Joaquín Marín, exdirector de SUR, y enviar un abrazo enorme lleno de fuerza y ánimo para el que fue mi director en SUR José Antonio Frías y para nuestro colaborador y profesor Antonio Garrido.

Felicidades a todos los premiados, que han sido elegidos como siempre por la redacción de SUR. Sabed que nos sentimos felices porque vuestros valores son los nuestros. La lucha contra la violencia de género y por la igualdad, la investigación, la entrega a los demás, la excelencia, el esfuerzo, el espíritu de superación, la calidad, el arrojo para construir una sociedad mejor, el arte, el humor, el compromiso social.

Así nacieron estos premios. Con el deseo de homenajear a malagueños que inspiran y desarrollan los principios que hace mejorar una sociedad. Porque estamos convencidos de la necesidad de actuar, de ser proactivos y decididos. Necesitamos menos palabras y más hechos, tenemos que actuar cada día en defensa de la igualdad, contra la violencia machista, en favor de la Educación, de los más desvalidos, sean de aquí o de allá, y en la protección de nuestras reglas de convivencia, como país y como sociedad, bajo criterios de solidaridad, justicia y valores constitucionales. Hay que pasar a la acción y los premiados de hoy lo han hecho desde la cultura, la empresa, el deporte y la justicia. Estamos orgullosos de vosotros.

Sois un ejemplo y un referente para todos por vuestro trabajo, pero, sobre todo, por vuestra actitud. Nuestros premiados saben lo que es levantar trofeos, goyas, medallas.... Pero también saben que el mayor éxito en la vida se alcanza ayudando a los demás. Gracias de corazón.

Y gracias, de verdad, a todos ustedes por formar parte de ese milagro diario y en tiempo real que es el periodismo.

Buenas noches y buena suerte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos