Discrepancias entre Urbanismo y la promotora del hotel de Moneo frenan el proyecto

Recreación del hotel diseñado por Rafael Moneo. /
Recreación del hotel diseñado por Rafael Moneo.

Los juristas municipales y los de la empresa discuten sobre el modo de plasmar por escrito el acuerdo para fraccionar el pago de la deuda

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Casi cinco meses después de que la promotora de la operación para regenerar la zona de Hoyo de Esparteros, que incluye un hotel diseñado por el arquitecto Rafael Moneo, presentara ante la Gerencia Municipal de Urbanismo una nueva propuesta para fraccionar la deuda de más de cinco millones de euros que mantiene con las arcas municipales, el Ayuntamiento no ha rubricado todavía con la unión temporal de empresas Braser II el acuerdo para plasmar ese fraccionamiento por escrito. El equipo de gobierno municipal ha mostrado su conformidad con el planeamiento realizado por Braser II, que consiste en aportar dos millones de euros más intereses a la aprobación del nuevo escenario de pagos y de los permisos para las obras que quedaron bloqueados por los votos de la oposición en julio de 2016, y el resto, unos tres millones de euros más intereses, a la finalización de las obras del proyecto. Los privados han fijado ese hito de culminación de los trabajos en el día 30 de septiembre del año 2020.

¿Cuál es entonces el motivo por el que se retrasa la firma de este nuevo acuerdo económico para desbloquear el proyecto del hotel de Moneo? Según varias fuentes consultadas, los juristas de la Gerencia de Urbanismo y los de la promotora Braser II no terminan de ponerse de acuerdo respecto a algunas partes del contenido de lo que será una adenda al convenio urbanístico que está asociado a esta operación y que obliga a la empresa al pago de 4,8 millones de euros más intereses de demora a las arcas municipales. Las fuentes apuntaron que no está en discusión el fondo de la nueva propuesta para saldar la deuda, pero sí algunas cuestiones formales sobre las que todavía no se ha alcanzado un acercamiento definitivo.

Según lo que ha podido averiguar este periódico, detrás de esa discrepancia podría estar la posición de ventaja que ha cobrado la promotora tras la sentencia del pasado mes de marzo que le da la razón y que avala los últimos permisos para las obras del proyecto de Hoyo de Esparteros que los grupos municipales de la oposición, incluido Ciudadanos, tumbaron con su voto en contra en julio de 2016. Los abogados de una y otra parte no se ponen de acuerdo a la hora de concretar el uso que Braser II pueda hacer en el futuro de ese fallo judicial que, aunque todavía no es firme, ya que el abogado de la promotora, Juan Ramón Fernández-Canivell y Urbanismo han pedido una aclaración respecto a las costas a las que tendrían que hacer frente los concejales de los grupos de la oposición IU-Málaga para la Gente y Málaga Ahora como codemandados, se ha convertido en una herramienta que la parte privada podría utilizar para exigir al Ayuntamiento que la indemnice.

14 años de trámites

Con todo, responsables de Urbanismo confiaron en poder limar estas asperezas con la promotora en próximas fechas para que pueda rubricarse una adenda al convenio urbanístico de la operación de Hoyo de Esparteros que supondría su desbloqueo. De este modo, podría empezar a materializarse tras 14 años de numerosos trámites previos que terminaron por toparse con las dificultades económicas de la empresa para abonar los casi cinco millones de euros del convenio que firmó con el Consistorio para encajar urbanísticamente el proyecto hotelero, comercial y de oficinas. El 1 de diciembre de 2016 expiró la última prórroga concedida por el Consistorio para que saldara su deuda, lo que hace que Gestión Tributaria mantenga el embargo de los suelos de este ámbito del Centro para intentar garantizar su cobro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos