La Diputación cederá el suelo para el nuevo hospital, pero exige un plan de choque sanitario y un calendario cerrado

Elías Bendodo ofreció ayer la respuesta oficial de la Diputación al proyecto planteado por la Consejería de Salud. /Migue Fernández
Elías Bendodo ofreció ayer la respuesta oficial de la Diputación al proyecto planteado por la Consejería de Salud. / Migue Fernández

Elías Bendodo reclama un CHARE en la zona este y que no se cierren camas en la capital cuando se abra el futuro centro hospitalario

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El paso previo e indispensable para que la Consejería de Salud pueda construir el nuevo hospital de Málaga, con 800 camas para pacientes agudos, habitaciones individuales y muy bien dotado tecnológicamente, con un coste de 230 millones de euros y con el horizonte temporal de que, si no hay imprevistos que demoren los plazos, esté concluido en 2024, es obtener la parcela donde se prevé ubicar este centro: los terrenos situados detrás del Materno Infantil.La Diputación Provincial está dispuesta a ceder este suelo de su propiedad, donde actualmente se encuentra el centro de innovación social La Noria, la guardería provincial, la casa Ronald McDonald para acoger a familiares de niños enfermos y el centro de discapacitados psíquicos Virgen de la Esperanza, pero a cambio plantea una serie de condiciones entre las que se encuentran la exigencia al gobierno regional de la puesta en marcha de un plan de choque sanitario en Málaga hasta que se construya el futuro hospital para atajar las carencias actuales, y un calendario cerrado de construcción y financiación.

Así lo expuso ayer martes el presidente de la Diputación en una comparecencia ante la prensa antes de la celebración del pleno ordinario de febrero. Elías Bendodo ofreció «plena colaboración» de la institución en todo lo que se les pida y dio «un voto de confianza» a la consejera de Salud, Marina Álvarez, aunque enumeró cinco condiciones que deben ir aparejadas al desarrollo del nuevo proyecto sanitario.

En este sentido, la institución provincial planteó que Salud fije «cuanto antes» un cronograma claro con los pasos a seguir para la construcción y el equipamiento de este centro hospitalario y la financiación presupuestaria; reclamó que la apertura de este hospital no suponga el cierre de camas en los actuales centros que conforman el complejo Carlos Haya; que mientras entra en funcionamiento se ponga en marcha un plan de choque «urgente» para atender las carencias sanitarias de Málaga; que se construya un CHARE en la zona este de la capital, y que la Junta busque una ubicación en la ciudad o en la provincia a los servicios que la Diputación actualmente presta en los terrenos tras el Materno a través de La Noria, la guardería provincial, la casa Ronald McDonald y el centro Virgen de la Esperanza. A este respecto, el pleno aprobó por unanimidad una propuesta de la diputada de Ciudadanos Teresa Pardo para que se garanticen los servicios sociales que ahora se prestan en los terrenos donde se prevé ubicar el futuro hospital.

Condiciones «asumibles»

Elías Bendodo sostuvo que estas condiciones son «asumibles» por la Junta de Andalucía porque «no pedimos nada del otro mundo». Respecto a uno de los asuntos que a priori se presenta como un escollo, la dotación sanitaria en la zona este de la capital, el presidente de la Diputación aseguró que es «irrenunciable» que se construya un Centro Hospitalario de Alta Resolución de Especialidades (CHARE) y dijo que no van a aceptar que se haga «una pequeña actuación en el centro de salud de El Palo». «No lo dice el PP o la Diputación, sino profesionales o el Colegio de Médicos, que consideran absolutamente imprescindible e importantísimo este centro sanitario (en la zona este)», apostilló.

La consejera de Salud mantuvo el lunes que no es necesario un hospital en esa zona y que Salud estudia mejorar el centro de salud de El Palo potenciando las urgencias y dotándolo también de consultas de especialidades y de pruebas diagnósticas.

Asimismo, Bendodo reclamó que la ejecución del nuevo hospital de Málaga se haga «en el menor plazo posible» y que el ritmo de construcción «no sea el del metro», que acumula años de retraso y saludó que la Junta «por fin» haya atendido el «clamor ciudadano y profesional» para dotar a la ciudad de esta infraestructura sanitaria.

Eso sí, se mostró prudente porque es la tercera ocasión que se anuncia este hospital después de que en 2007 la entonces consejera de Salud María Jesús Montero prometiera una ampliación del Civil y un año después anunciara la construcción de un macrohospital en la zona de Los Asperones, ninguno de los cuáles se ha ejecutado.

«Le damos un voto de confianza a la actual consejera, de la que tenemos un gran concepto como gran profesional de la sanidad que es», dijo Bendodo, quien recordó que Málaga está por debajo de la media andaluza y nacional en cuanto a número de camas e inversión sanitaria por habitante.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos