Diputación licita la primera de las obras de la plaza de toros de La Malagueta

La plaza de toros de La Malagueta/SUR
La plaza de toros de La Malagueta / SUR

Se trata de una actuación necesaria para evitar que las graves humedades en muros y forjados de la plaza produzcan mayores deterioros

SURMálaga

La Diputación de Málaga ha sacado a licitación por 344.546,93 euros la primera de las obras conservación y restauración de la plaza de toros de La Malagueta. El proyecto contempla la limpieza e impermeabilización de las gradas del tendido del recinto, una actuación necesaria para evitar que las graves humedades en muros y forjados de la plaza produzcan mayores deterioros.

El diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, ha explicado que el plazo previsto para la ejecución de las actuaciones será de cinco meses, y ha destacado que las obras son muy importantes para evitar más deficiencias en La Malagueta, una plaza catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC) y que atesora 140 años de historia. De hecho, las acciones que se contemplan llevar a cabo cuentan con el visto bueno de la Delegación de Cultura.

Los principales problemas de la plaza de toros vienen determinados por su condición de edificio abierto y expuesto en su mayor parte a las inclemencias meteorológicas. Al respecto, Oblaré ha precisado que los distintos tipos de humedades, tanto de infiltración como de capilaridad, son los que provocan la mayoría de las deficiencias de los elementos de la plaza.

En lo que respecta al graderío de tendido, las principales patologías existentes son las humedades de infiltración producidas por bolsas de agua estancada, que se deben a la ausencia de drenaje e impermeabilización del graderío principal de la plaza, que alberga unas 6.000 localidades. Y esas humedades son causa del deterioro de muros interiores, forjados y cerramiento del edificio.

Además, la ausencia de orificios en algunas zonas y la obturación de la mayoría de los mismos contribuyen al estancamiento del agua en los canales. A ello se une el ennegrecido de juntas, la suciedad en las piedras por el paso del tiempo, la lámina de impermeabilización en mal estado y la presencia de vegetación en orificios y canales de las gradas, así como la existencia de materiales como el mortero de cemento y membranas de caucho no originales.

Actuaciones previstas

El diputado de Fomento e Infraestructuras ha considerado que estas patologías motivan que se tenga que actuar en los ocho tendidos del graderío para frenar el importante deterioro que la humedad está produciendo en el edificio.

La intervención en el graderío consistirá básicamente en la limpieza y saneado del mismo junto al arreglo del drenaje de agua de lluvia. Las actuaciones previstas tienen como finalidad conseguir mantener un equilibrio entre la obra y el medio, mitigando y previniendo en lo posible los factores de deterioro. Al tiempo, se trata de restituir la unidad estética del conjunto del graderío, deteriorada en parte por el paso del tiempo.

En este sentido, se actuará por fases. En principio, se procederá a la limpieza del canal y la remoción de elementos nocivos tales como morteros de cemento, membranas de caucho sintético ajenas al edificio original, junto a la eliminación de la vegetación existente.

También se hará una limpieza tanto de los asientos y respaldos de piedra de la grada y se colocará un aplacado pétreo de piedra caliza en las zonas de reposapiés, de color blanco igual a la original. Estas piezas -a las que se aplicará un tratamiento especial para igualar el tono de color con el del conjunto de la grada- irán formando pendientes y conduciendo el agua hasta los orificios de desagüe.

Además, en los puntos en los que los taladros existentes se encuentren demasiado distantes se realizarán nuevos taladros u orificios de desagüe. Por último, se procederá al pintado de numeración de filas y asientos

Fotos

Vídeos