La Diputación destina 66 millones de euros a políticas sociales

Ana Carmen Mata y Elías Bendodo, ayer en la Diputación. :: sur/
Ana Carmen Mata y Elías Bendodo, ayer en la Diputación. :: sur

El presidente, Elías Bendodo, tilda la cantidad de «histórica»: «Uno de cada cuatro euros del presupuesto es para las personas»

A. PÉREZ-BRYAN MÁLAGA.

La entrada en vigor hace dos semanas de los presupuestos de la Diputación para la provincia ha animado a sus responsables a analizar las cantidades que la institución destinará a capítulos concretos durante el año 2018. Ayer era el turno de las políticas sociales, que saldrán adelante a lo largo de estos doce meses gracias a una partida presupuestaria de 66 millones de euros sobre los 231 de la cantidad global. Una cifra que el propio presidente de la institución, Elías Bendodo, calificaba de «histórica», y que a su juicio convierten las cuentas en materia social en asunto de «récord» porque -dijo- «nunca antes la Diputación había destinado tanto dinero a políticas sociales».

En este contexto, uno de cada cuatro euros presupuestados irán destinados «a políticas de protección, igualdad, prevención de la violencia de género o planes de empleo», dijo Bendodo, quien compareció acompañado de la diputada responsable del área de Políticas Sociales, Ana Carmen Mata, y quien insistió en la idea de que «para nosotros lo primero son las personas y luego los territorios».

Ley de Dependencia

A muchas de esas personas, en concreto a los 160.000 parados con los que aún cuenta la provincia de Málaga -admitía el presidente de la Diputación-, van dedicadas estas políticas sociales, cuyo presupuesto destina más de un tercio (22 millones de euros) al programa de la Ley de Dependencia, que atiende a unas 6.500 personas en la provincia. A esa cantidad se suman además otros dos millones para la asistencia a domicilio de 600 personas que aún no tienen reconocida la situación de dependencia «y cuya atención asume en solitario la Diputación», recordó Bendodo para lanzar luego el mensaje a la Junta de Andalucía de que «tiene que cumplir con su parte».

En semejantes términos se expresaba el presidente a la hora de anunciar que habrá otros 14 millones de euros para los centros sociales de atención especializada, como residencias de mayores y centros para personas con discapacidad. En este capítulo, los servicios sociales comunitarios prestan asesoramiento y atención a 100.000 personas al año, incluidas el centenar que reciben ayuda directa en los mencionados centros de atención especializada y los 3.600 atendidos en el Centro de Drogodependencias.

Por otro lado, Bendodo también destacó que las políticas de igualdad y lucha contra la violencia de género se han reforzado con 1,7 millones de euros y que para las familias en dificultades habrá 1,6 millones, que se distribuirán bien a través de ayudas directas o bien a través de ONG (convivencia e inserción social, pobreza energética, adecuación de viviendas para personas con movilidad reducida o el cheque bebé son algunas de las medidas incluidas en este capítulo). Por último, se destinarán 2,2 millones a planes de empleo, con especial atención a los colectivos de los desempleados, los autónomos y los jóvenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos