La Diputación adapta el puente peatonal para el Guadalhorce a los reparos de la Junta

Recreación virtual de la pasarela peatonal que se construirá en la margen de la desembocadura más próxima al casco urbano./
Recreación virtual de la pasarela peatonal que se construirá en la margen de la desembocadura más próxima al casco urbano.

El coste de la actuación sube hasta los dos millones de euros al incluirse el vallado y mejora de los caminos adyacentes

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Casi cuatro años después de que el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo; el presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo, y el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, protagonizaran una rueda de prensa conjunta para presentar el proyecto de construcción de una pasarela peatonal que permita cruzar la desembocadura del Guadalhorce, la actuación no ha pasado aún de los planos y la recreaciones virtuales a la realidad. La Consejería de Medio Ambiente puso una serie de reparos al diseño realizado inicialmente que han obligado al equipo de urbanismo del ente supramunicipal a adaptarlo a las exigencias de la Administración regional. Finalmente, ayer fue presentado de nuevo a los responsables de la Gerencia Municipal de Urbanismo, organismo que se encargará de contratar las obras, tras las modificaciones realizadas.

El director de Fomento e Infraestructuras de la Diputación, Andrés Gutiérrez Istria, detalló que han sido numerosas las reuniones mantenidas con técnicos de la Junta para adaptar el proyecto a sus condicionantes. Finalmente, la pasarela, que forma parte de la actuación denominada 'Senda Litoral' con la que la institución provincial pretende generar un recorrido peatonal por toda la costa malagueña, quedará ubicada más al norte, a la altura del estadio de atletismo, aproximadamente. Para cumplir con las indicaciones del Gobierno andaluz, se ha incluido en el expediente el vallado y mejora de los caminos que comunicarán la pasarela con la zona de Sacaba Beach y con el antiguo puente ferroviario que servirá para dar continuación al recorrido peatonal hacia Guadalmar. «Además, hemos tenido que reforzar la cimentación prevista, para hacerla más resistente al paso del agua, y se ha elevado un poco en altura», explicó Gutiérrez Istria.

Partidas presupuestarias

Estos cambios han supuesto que este puente de madera a realizar en la margen izquierda de la desembocadura pase de un presupuesto inicial de 1,5 millones de euros a casi dos millones, en concreto 1.932.006 euros. Este incremento presupuestario obliga a la Diputación y al Ayuntamiento ha incrementar proporcionalmente las partidas que tenían previstas para financiar la obra al 50%. De ahí que la Gerencia de Urbanismo no pueda sacar a concurso su ejecución hasta que no se encuentre en vigor el presupuesto municipal para este año, cuya aprobación está prevista para el mes que viene. «Una vez que ya tiene todos los permisos de la Junta, la intención es licitar este proyecto en cuanto dispongamos del presupuesto en vigor», aseguró el concejal de Ordenación delTerritorio, Francisco Pomares.

La pasarela de madera laminada tendrá una longitud total de unos 270 metros lineales y una anchura de paso útil de unos tres metros para los peatones, ciclistas y corredores que hagan uso del espacio natural de la desembocadura delGuadalhorce, cada vez más frecuentado. Contará con siete vanos de los que el central será el que cuente con una mayor amplitud, 66 metros. Las barandillas serán curvas para evitar que puedan escalarse. Los técnicos han previsto un plazo de ejecución de seis meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos