Dimite el presidente del Club Mediterráneo tras tres años al frente de la entidad

Manuel Narváez, en una imagen archivo./SUR
Manuel Narváez, en una imagen archivo. / SUR

Manuel Narváez, que llevaba nueve años en puestos directivos, renuncia al no recibir apoyos para reformar un espacio del recinto

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Manuel Narváez ha presentado su dimisión como presidente del Real Club Mediterráneo tras tres años al frente de la entidad. El hasta ahora dirigente, que llevaba nueve años en cargos directivos, detalló que su renuncia se produce tras no haber conseguido apoyos suficientes para reformar la zona en donde se encontraba la pista de tenis, uno de sus proyectos estrella para este año «y así rescatar el último área deportiva infrautilizada».

En una carta dirigida a todos los socios asegura que dicho proyecto «tenía especial interés en las mejores soluciones para seguir fomentando la práctica deportiva» en el club, máxime cuando los hijos de muchos miembros no contaban con un recinto propio, ya que el único espacio existente detrás de la pérgola será rescatado por el Ayuntamiento para ampliar la zona de acceso al paseo marítimo. A su juicio sería algo «que podría dar el definitivo salto de modernidad» a las instalaciones y que ha sido utilizado por algunos para hacer una campaña en su contra.

Por este motivo ha decidido dar un paso al lado y permitir la convocatoria de nuevas elecciones. «Creo que esta renuncia es un ejercicio de coherencia con mi responsabilidad por no haber sabido transmitir durante más de tres meses a una minoría de socios la importancia de recuperar terrenos infrautilizados para uso de todos», dice.

El proyecto por el que ha recibido la críticas contemplaba la reurbanización de la superficie situada entre el triángulo vallado junto a la pista de pádel y la pared de la Residencia Militar. En esta zona esperaban levantar dos nuevos recintos de pádel, una zona específica para los hijos de los socios y un espacio para actividades dirigidas o fitness al aire libre. Por contra iba a desaparecer la pista de tenis, cuyos usuarios se han movilizado en contra.

En su escrito de despedida también habla sobre la posibilidad de adquirir los terrenos en los que se encuentra el Club Social a la Autoridad Portuaria, ya que la concesión actual finaliza en diez años. En este sentido, espera que su marcha sirva para «adoptar las mejores propuestas sobre los beneficios y riesgos de la posibilidad de acometer o no, la adquisición de los terrenos».

Agradecimiento

Por último, Narváez se despide agradeciendo a todos el apoyo y la comprensión que ha recibido en esta etapa. «Especialmente quiero dar las gracias a mis directivos por hacerme mejor persona y aguantar a un apasionado presidente que puso lo mejor de sí mismo y que seguramente en muchos momentos no fue suficiente», resume.

Tras la renuncia de Narváez, el Real Club Mediterráneo se enfrenta ahora a un proceso electoral en donde se deberá elegir a un nuevo presidente un año antes de lo inicialmente previsto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos