A Díaz le dan «tristeza» los encarcelamientos pero culpa de la situación al «huido señor Puigdemont»

Susana Díaz estuvo acompañada del secretario provincial del PSOE, José Luis Ruiz Espejo. :: álvaro cabrera/
Susana Díaz estuvo acompañada del secretario provincial del PSOE, José Luis Ruiz Espejo. :: álvaro cabrera

La presidenta andaluza apuesta por una reforma «que garantice que todos podamos cohabitar» pero advierte de que estará «vigilante para que se mantenga la igualdad de todos los ciudadanos»

NURIA TRIGUERO MÁLAGA.

La presidenta de la Junta y líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, mostró ayer en Málaga su apoyo a las actuaciones del «Estado de Derecho» para «restituir la legalidad» en Cataluña. Aunque reconoció que le produce «enorme tristeza» ver en prisión a «quienes hasta hace unos días eran los representantes políticos de un gobierno», recordó que los responsables «de la situación que estamos viviendo hoy son sólo los que lo han provocado, con el huido señor huido Puigdemont a la cabeza». «Se han transgredido gravísimamente todas las leyes habidas y por haber y el Estado de Derecho tiene la obligación de restituir la legalidad, siempre», afirmó. Díaz pronunció estas palabras en la inauguración del congreso de las Juventudes Socialistas de Andalucía, donde se va a materializar el relevo de José Carlos Durán a Mariola López en la secretaría general.

Díaz denunció que quienes «para reformar el Estatut necesitaban 90 escaños, con 70 pretendieron abolir la Constitución y el Estatut e incluso pretendían sacar a Cataluña de España y convertir en extranjeros a millones de ciudadanos dentro de su propio país». «Algunos pretendían caminar hacia el precipicio y que todos los demás les acompañáramos alegremente. La herencia que le han dejado a este país es frustración y miedo. Frustración para quienes creían legítimamente en el independentismo y hoy ven a sus líderes en la cárcel o huidos; y miedo de millones de catalanes que ven cómo les quieren echar de su país», afirmó en una dura crítica a las fuerzas secesionistas catalanas.

La presidenta andaluza apostó por una reforma «que garantice que todos podamos cohabitar y sentirnos identificados con España», pero advirtió de que en el PSOE andaluz estarán «vigilantes» de que «se mantenga la igualdad entre todos los ciudadanos». «No lo hacemos pensando solo en Andalucía, sino en toda España. Porque aquel 4 de diciembre y aquel 28 de febrero fue profundamente socialista: obteniendo nuestra igualdad, dimos igualdad al conjunto de los ciudadanos de nuestro país», reivindicó Díaz.

La líder del PSOE andaluz criticó que, con la excusa de lo que está pasando en Cataluña, se releguen problemas tan importantes como la crisis de los refugiados. «Me gustaría ver a la izquierda levantando la voz y pidiendo una Europa fuerte y sensible. Fuerte para proteger a esas personas y sensible para dar acogida y entender que es un drama ante el que nosotros no podemos mirar para otro lado», apuntó.

Fotos

Vídeos